Sin horno: disfruta de una exquisita tarta de mango ¡en 4 pasos!

Sin horno: disfruta de una exquisita tarta de mango ¡en 4 pasos!

Esta rica tarta o pie se resuelve en pocos pasos, un postre frío y delicioso. Esta preparación no tiene ¡ninguna dificultad! Y todos querrán probarlo, apunta los detalles para hacer esta delicia.

Napsix

Napsix

Este pie de mango cremoso, frío y no necesitarás utilizar el horno, es una receta que combina a la perfección los sabores y las texturas. En caso de no tener mango, puedes reemplazar por duraznos o fresas. Para darse un gusto, para un rico postre casero, te hará quedar bien en cualquier oportunidad.

Este postre sin horno es una de las recetas más sencillas y deliciosas que existen. El mango es una fruta tropical que tiene un sabor parecido al del melocotón o durazno, es perfecta para todo tipo de postres y se cocina con una facilidad. Puedes servirlo como postre o para la sobremesa con un rico café.

La masa de la tarta puede ser útil para que pruebes otras combinaciones, el queso crema junto con la leche condensada hace que quede perfecta. Recuerda que necesitará un tiempo de frío porque utilizaremos gelatina o grenetina. Toma nota de los detalles ¡y disfruta de esta receta!

Ingredientes:

  • 1 paquete de galletas de vainilla
  • 2 tazas de pulpa de mango fresco o 2 latas  de mango en trozos.
  • 5 cucharaditas de gelatina sin sabor.
  • 3/4 taza de agua.
  • 350 gramos de queso crema
  • 1 lata de leche condensada.
  • 1 cucharada de mantequilla derretida.

Procedimiento:

Mezclamos la gelatina con el agua o el almíbar de las latas de mango. Coloca en una olla y cocina a fuego alto hasta que se disuelva por completo. Reserva. 

En la licuadora pon el mango (pulpa o trozos)  y la leche condensada hasta obtener una mezcla homogénea. Incorpora con la gelatina y mezcla bien. Batimos el queso crema por unos minutos y lo agregamos en partes hasta integrar por completo.

Tritura las galletas y mézclalas con la mantequilla derretida. Cuando tengas una masa consistente colócala en el molde con un poco de mantequilla, presiona con los dedos hasta obtener una base prolija. Vierte la preparación de mango y leche condensada sobre la base, refrigera por un mínimo de 3 horas. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?