Se amputa un dedo tras ser mordido por una serpiente, pero fue en vano

La especie que lo atacó es conocida localmente como la 'serpiente de los cinco pasos', en referencia a la distancia que la víctima supuestamente puede caminar antes de sucumbir al mortífero veneno. 

mdz curiosas

[MISSING]binding.image.description

Un vecino de una zona rural y montañosa del distrito de Shangyu, en la provincia china de Zhejiang, se amputó un dedo de la mano tras ser mordido por una serpiente venenosa, aunque los doctores indicaron luego que no necesitaba hacerlo.

El hecho ocurrió cuando el hombre de 60 años, identificado con el apellido de Zhang, cortaba leña cuando fue atacado por un ejemplar de la especie Deinagkistrodon acutus, informa South China Morning Post.

Se trata de un animal muy temido por los lugareños y conocido localmente como la 'serpiente de los cinco pasos', en base a una creencia según la cual la víctima de una mordedura no llega a caminar más que esa distancia antes de sucumbir ante el mortífero efecto del veneno.

[MISSING]binding.image.description

Cortar el problema de raíz 

Sin dudarlo un instante, y para evitar que el veneno se propagara por su organismo, el hombre cercenó su dedo índice separando la parte donde fue mordido del resto de la mano. Acto seguido, envolvió la herida y se dirigió al hospital más cercano, ubicado a 80 kilómetros de distancia en la ciudad de Hangzhou.

Los médicos que lo atendieron no detectaron ninguno de los síntomas típicos, tales como dificultades para respirar, cefaleas o hemorragias en las encías, causados por las poderosas hemotoxinas del veneno que destruyen las células sanguíneas.

Y si bien la mordedura de una Deinagkistrodon acutus puede resultar fatal, los médicos indicaron que hasta el día de hoy muchas víctimas utilizan métodos antiguos e inefectivos para tratarlas, tales como hacer incisiones o quemar la mordedura, chupar el veneno o aplicar un torniquete. Todo esto causa muchas veces incluso más daño a la salud y con frecuencia al recibir atención médica los pacientes ya presentan signos de gangrena a causa de esas lesiones autoinfligidas.

Un 'detalle' olvidado 

Lo correcto, según los especialistas, es envolver firmemente la herida con una venda o un film de plástico y permanecer lo más quieto posible hasta llegar al hospital, en lo posible llamando a una ambulancia. Asimismo, es importante no intentar extraer el veneno, ya que los doctores podrán así tomar una muestra e identificarlo con mayor rapidez para aplicar el antídoto adecuado.

Zhang fue tratado por sus heridas y se encuentra recuperándose en su casa, aunque lamentablemente no pudo recuperar su dedo, ya que al apresurarse a al hospital se olvidó de recoger la extremidad amputada en la montaña. 

RT

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?