Excomulgaron a un obispo que rechazaba el Concilio Vaticano II

José Manuel Vidal, director del prestigioso portal Religión Digital, explica las razones de la excomunión de un obispo español.

JOSÉ MANUEL VIDAL

El excomulgado obispo

No huele a Inquisición ni a autos sacramentales en Bilbao, aunque su obispo, Mario Iceta, acaba de excomulgar pública y solemnemente a Pablo de Rojas, que funge como obispo thuquista, prelado de una comunidad cristiana que mantiene los ritos preconciliares.

El excomulgado es Pablo de Rojas (Jaén, 1979), que se presenta como seguidor del obispo cismático vietnamita Ngo Dinh Thuc, que condenó las reformas que introdujo el Concilio Vaticano II en 1965 y fue también el responsable de las consagraciones del Palmar de Troya.

La corriente thuquista cuenta en España con tres curas, ocho monjas y una feligresías que ronda las 100 personas. Pero el movimiento está muy presente en México y en Europa, sobre todo en Francia y Alemania, donde cuenta con unos 80 prelados. Todos los miembros de esta comunidad 'thuquista' rechazan de plano el Concilio Vaticano II y niegan autoridad papal a todos los pontífices desde Juan XXIII hasta nuestros días.

De Rojas lleva años ejerciendo de obispo en Bilbao, en su sede de un céntrico edificio de la Gran Vía, propiedad de su familia, pero, hasta ahora, no había representado problema alguno para la Iglesia católica.

Sin embargo, el pasado 10 de julio, monseñor Iceta quiso salir al paso de sus actividades y lanzó un decreto público, en el que proclama que "el Sr. D. Pablo de Rojas ha incurrido en excomunión latae sententiae reservada a la Sede Apostólica". Y, además, explica los motivos.

El primero por pertenecer a la línea del cismático monseñor Ngo Dinh Thuc, “incurriendo en delito de cisma”. En segundo lugar, por haber celebrado “diversos sacramentos en nuestra Diócesis”. Y, porque, además, volvió a ser consagrado obispo, una vez más, por otro cismático, el tristemente famoso monseñor Williamson, el prelado lefebvriano que niega el Holocausto, y que fue excomulgado por Roma.

El decreto de excomunión será leído en todas las parroquias de la diócesis y, además, monseñor Iceta exhorta “a todos los fieles de nuestra querida Diócesis a no participar ni sostener en modo alguno las actividades del Sr. de Rojas, quien, a todos los efectos, se halla fuera de la comunión con la Santa Iglesia Católica”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?