El PSOE está "convencido" de que logrará un acuerdo para reelegir a Sánchez

Un día después de que Iglesias diera un paso atrás cediendo en su pretensión de ser vicepresidente, las negociaciones para formar gobierno en España parecen haberse desbloqueado, aunque todavía queda mucho camino y poco tiempo para llegar a un acuerdo que evite un fracaso de Sánchez en la votación de su investidura, que tendrá lugar el martes y jueves próximos.

Redacción MDZ

El socialista Pedro Sánchez venció al frente de derecha.

Télam

El Partido Socialista (PSOE) español dijo hoy estar "convencido" de que llegará a un acuerdo con Unidas Podemos de cara a la reelección del presidente del gobierno, Pedro Sánchez, tras la renuncia del líder de la fuerza de izquierda, Pablo Iglesias, a formar parte del futuro gobierno de coalición.

Un día después de que Iglesias diera un paso atrás cediendo en su pretensión de ser vicepresidente, las negociaciones para formar gobierno en España parecen haberse desbloqueado, aunque todavía queda mucho camino y poco tiempo para llegar a un acuerdo que evite un fracaso de Sánchez en la votación de su investidura, que tendrá lugar el martes y jueves próximos.

"Se abre la oportunidad a nivel nacional en nuestro país que todos estábamos esperando. Tenemos que hablar de muchas cosas. Como del programa, que tiene que hacer frente a las reformas que necesitamos", dijo hoy la vicesecretaria del PSOE, Adriana Lastra.

"Estamos convencidos de que vamos a alcanzar un acuerdo”, añadió la vocera socialista, quien estuvo al frente de las negociaciones que Sánchez dio por frustradas a principios de la pasada semana.

Según afirmó Lastra, "de lo primero que hablarán será del programa”, pero también “por supuesto” se va a hablar “de la participación de Podemos en el Gobierno”.

El panorama político de cara a la reelección de Sánchez, ganador de los comicios de abril sin mayoría absoluta, dio un vuelco hace menos de 24 horas, cuando el líder de Unidas Podemos, el partido más relevante para garantizar su investidura, renunció a participar del Poder Ejecutivo.

"Estar o no en el Consejo de Ministros no será un problema siempre y cuando no haya más vetos y la presencia de Unidas Podemos en el Gobierno sea proporcional a los votos", aseguró Iglesias en un video publicado en las redes sociales.

Sánchez había dejado claro el día anterior que Iglesias era "el principal escollo" para lograr un acuerdo para un gobierno de coalición con Unidas Podemos.

En una entrevista televisiva, el líder socialista hizo públicos sus argumentos para vetar a Iglesias pero, al mismo tiempo, dijo que el PSOE ofrecía formar una coalición a Unidas Podemos, algo que hasta entonces no aceptaba.

Apenas 48 horas antes, los socialistas seguían insistiendo en su pretensión de formar un gobierno en solitario, mientras Unidas Podemos reclamaba una coalición a cambio de su apoyo. Ambos cedieron.

El líder socialista es el que más tiene que perder porque es él quien se somete a la votación de investidura.

Sin embargo, Pablo Iglesias también se juega su liderazgo y, sobre todo, la posibilidad de que por primera vez en la historia la fuerza de izquierda surgida del movimiento de los indignados entre en el Ejecutivo nacional.

La investidura de Sánchez, no obstante, debe cosechar también el apoyo de otros partidos pequeños, como el Partido Nacionalista Vasco (PNV), y la abstención de independentistas vascos o catalanes, lo que requerirá mucha cintura política e intensas negociaciones en los próximos días.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?