EEUU impuso nuevas sanciones a familiares de Maduro

Entre los sancionados por Washington figuran Walter, Yoswal y Yosser Gavidia Flores, hijos de la esposa de Maduro, Cilia Flores.

Redacción MDZ

Familiares de Maduro recibieron sanciones.

dpa

Estados Unidos aplicó hoy nuevas sanciones a empresas e individuos vinculados con el gobierno de Venezuela, entre ellos tres hijastros y un supuesto testaferro del presidente Nicolás Maduro, en lo que analistas y fuentes políticas venezolanas interpretaron como un intento de forzar una definición en el diálogo con que el chavismo y la oposición buscan una salida a la crisis del país caribeño.

Entre los sancionados por Washington, 10 personas y 13 compañías, figuran Walter, Yoswal y Yosser Gavidia Flores -hijos de la esposa de Maduro, Cilia Flores-, el ex ministro y ex gobernador José Vielma Mora y el colombiano Alex Saab, sindicado como testaferro del mandatario.

"Los individuos designados hoy son responsables como cómplices o por estar directa e indirectamente implicados en una serie de transacciones que implican prácticas engañosas y corruptas y en los programas o proyectos del gobierno de Venezuela y por operar en el sector del oro", explicó el Departamento del Tesoro.

Asimismo, el Tesoro señaló a Saab -a dos de cuyos hijos también sancionó- como el cerebro de “una vasta red de corrupción que permitió al ex (sic) presidente Nicolás Maduro y a su régimen obtener un significativo beneficio de las importaciones de comida y su distribución en Venezuela”.

Las personas y las empresas sancionadas hoy tendrán congelados todos los activos que puedan tener en Estados Unidos y los ciudadanos estadounidenses tienen prohibido hacer transacciones financieras con ellas, según el comunicado divulgado por el Tesoro en su cuenta oficial de Twitter.

Analistas y fuentes políticas venezolanas coincidieron en que con las nuevas sanciones -que eran esperadas en los últimos días-, Washington busca aumentar la presión sobre el chavismo para forzar un acuerdo en el diálogo que ese sector mantiene con la oposición en Bridgetown, Barbados, bajo el auspicio del gobierno de Noruega.

Las penalidades “tienen que ver con el punto que tranca el acuerdo, y este no es otro que las elecciones presidenciales sin Maduro en el poder”, aspecto en el que Estados Unidos “no da marcha atrás”, afirmó el periodista y escritor Juan Carlos Zapata en un artículo publicado por el diario digital Al Navío.

Representantes del chavismo y el antichavismo realizaron cuatro rondas de conversaciones bajo el auspicio de Noruega -dos en Oslo, en mayo, y las restantes en Bridgetown, en las últimas dos semanas- con una agenda de seis puntos que incluye un eventual llamado a elecciones presidenciales y si estas deben efectuarse con Maduro en el gobierno o no.

La semana pasada, esos contactos cobraron mayor fluidez luego de que la jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, advirtiera que ese bloque “ampliará aun más” sus sanciones a Venezuela “en caso de que no obtengan resultados concretos las negociaciones en curso” en Barbados.

Pese a que al concluir la última ronda, el miércoles pasado, ambas partes anunciaran la inminente continuidad de las negociaciones -y la cancillería noruega, por primera vez, expresara su “esperanza” en el resultado-, el contacto entró en una impasse esta semana.

Fuentes políticas y de la negociación explicaron que el receso se debió a que las partes resolvieron extender su estada en Caracas, para consultar respectivamente con Maduro y el presidente interino designado por el parlamento, Juan Guaidó, y los principales asesores de cada lado.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?