Bolsonaro en la ONU: "Es una falacia decir que el Amazonas es un patrimonio de la humanidad"

"Somos uno de los países que más protege su medio ambiente", dijo el mandatario en Nueva York.

Redacción MDZ

Jair Bolsonaro en la ONU.

"Aquellos que nos atacan no están preocupados por los indígenas como seres humanos sino por las riquezas de las reservas", dijo el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, durante su intervención en la Asamblea General de la ONU.

Es la primera vez que el mandatario brasileño habla ante la Asamblea General de la ONU y se refirió a los incendios en el Amazonas y a las críticas que recibió a nivel mundial.

"Somos uno de los países que más protege su medio ambiente. Es falso decir que el Amazonas es patrimonio de la humanidad y decir que nuestro bosque es el pulmón del mundo no tiene sentido", manifestó.

En ese sentido, agregó: "Los ataques sensacionalistas que hemos padecido de los medios han instigado nuestro sentimiento patriota. Recurrir a estas falacias en lugar de ayudar y comportarse con falta de respeto y espíritu colonialista que cuestiona nuestra soberanía no sirve".

Tras manifestar su molestia por la forma en que se trató a su gestión por los incendios, se refirió a los indígenas brasileños e indicó que el 14 por ciento del territorio del país es indígena. "Ellos también son seres humanos y desean y merecen los mismos derechos que todos", puntualizó.

"Algunas personas insisten en que nuestros indígenas sigan siendo cavernícolas. Brasil tiene un presidente que se preocupa. Los indígenas no quieren ser pobres ocupando territorios ricos, las tierras más ricas del mundo, porque en estas reservas hay oro, diamantes, uranio", manifestó.

Bolsonaro denuncio que los que critican sus políticas en verdad no están preocupados por esas poblaciones sino por "las riquezas de esa zona".

En otra parte de su discurso dijo que se presenta en la ONU para mostrar un Brasil nuevo "que ha evitado el riesgo del socialismo, que se está reconstruyendo en base a los ideales de su pueblo. Brasil está trabajando para recuperar la confianza del mundo, reducir el desempleo, la violencia, la burocracia, desregulando, trabajando, dando ejemplo".

El mandatario, agregó: "Mi país estuvo al borde del socialismo, que nos llevó a la corrupción, a una recisión y a índices de delincuencia elevados, atacando así a la familia y los valores religiosos que sostienen nuestras tradiciones"

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?