Cambio climático

Inaudito hallazgo: grandes incendios en California crean su propio clima incendiario

Una investigación científica ha revelado una situación vinculada con el cambio climático. "Parece que estos incendios están creando su propio clima de incendios", aseguró un experto en la temática.

MDZ Mundo
MDZ Mundo martes, 18 de junio de 2024 · 15:22 hs
Inaudito hallazgo: grandes incendios en California crean su propio clima incendiario
Los incendios forestales dejan desolación en todo el mundo Foto: EFE

Un nuevo estudio muestra cómo el hollín de los grandes incendios forestales en California atrapa la luz del sol, lo que hace que los días sean más cálidos y secos y agraven el riesgo de más incendios.

Muchos estudios analizan el efecto del cambio climático en los incendios forestales. Sin embargo, este estudio -de la Universidad de California Riverside (UCR)- buscó comprender lo contrario: si los grandes incendios también están cambiando el clima.

"Quería aprender cómo el clima se ve afectado por los aerosoles emitidos por los incendios forestales mientras están ardiendo", dijo en un comunicado el autor principal de la investigación científica y candidato a doctorado de la UCR, James Gómez.

Para encontrar sus respuestas, Gómez analizó los días de pico de incendios y las emisiones de cada temporada de incendios durante los últimos 20 años. De estos días de incendios, examinó un subconjunto que ocurrió cuando las temperaturas eran más bajas y la humedad era más alta. "Observé los días anormalmente fríos o húmedos durante la temporada de incendios, tanto con incendios como sin ellos. Esto elimina en gran medida los efectos del clima de los incendios", dijo Gómez.

Publicado en la revista Atmospheric Chemistry and Physics, el estudio encontró que los grandes incendios sí tenían un efecto. Hicieron que el tiempo fuera más cálido y seco de lo habitual en los días en que ardían los incendios. El calor y la aridez adicionales pueden hacer que las condiciones sean favorables para más incendios.

"Parece que estos incendios están creando su propio clima de incendios", dijo Gómez. 

Los incendios más intensos ocurrieron en el norte de California, donde la vegetación que alimenta los incendios es más densa que en otras partes del estado. En promedio, las temperaturas fueron aproximadamente 1 grado Celsius más cálidas por día durante los incendios.

Es probable que haya dos razones para esto. Una, el hollín atrapa el calor, y dos, el calor adicional reduce la humedad en la atmósfera, lo que dificulta la formación de nubes.

"Los incendios emiten humo con carbono negro u hollín. Como es muy oscuro, el hollín absorbe la luz solar más fácilmente que las cosas brillantes o reflectantes", dijo Gómez.

Hay dos tipos de aerosoles: reflectantes y absorbentes. Los aerosoles de sulfato, que son subproductos de la quema de combustibles fósiles, son reflectantes y pueden enfriar el medio ambiente. Estas partículas reflejan la energía del sol de regreso al espacio, manteniéndola fuera de la atmósfera.

Una investigación reciente de la UCR señala un desafortunado subproducto de la mejora de la calidad del aire mediante la reducción de los aerosoles de sulfato. Dado que estas partículas tienen un efecto refrescante, su eliminación hace que el cambio climático sea más severo y conduce a un aumento de los incendios forestales, especialmente en los bosques del hemisferio norte.

Los aerosoles de sulfato también pueden ayudar a que las nubes sean más brillantes, más reflectantes y más eficaces para enfriar el planeta.

Los investigadores señalan que la única forma de prevenir incendios forestales adicionales al limpiar la contaminación atmosférica por sulfatos reflectantes es reducir simultáneamente las emisiones de gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono y el metano.

Los aerosoles absorbentes tienen el efecto opuesto. Atrapan la luz y el calor en la atmósfera, lo que puede aumentar las temperaturas. El carbono negro, la emisión de aerosol más común de los incendios forestales, es un aerosol absorbente. No solo aumenta las temperaturas directamente, sino también indirectamente al desalentar la formación de nubes y las precipitaciones.

"Lo que descubrí es que el carbono negro emitido por estos incendios forestales de California no está aumentando la cantidad de nubes", dijo Gómez. "Es hidrófobo". Menos nubes significan menos precipitaciones, lo que es problemático para los estados propensos a la sequía.

Si bien algunos estudios han demostrado una asociación entre los incendios y nubes más brillantes y numerosas, este no lo hizo. 

Cabe destacar que el estudio encontró que los días con menos emisiones de incendios tuvieron un efecto más moderado en el clima. "Si los aerosoles salen en cantidades más pequeñas y más lentamente, el efecto de calentamiento no es tan pronunciado", dijo Gómez.

Gómez tiene la esperanza de que la mitigación de las emisiones de CO2, junto con mejores prácticas de gestión de la tierra, pueda ayudar a reducir la cantidad de grandes incendios forestales.

"Hay una acumulación de vegetación aquí en California. Necesitamos permitir incendios pequeños más frecuentes para reducir la cantidad de combustible disponible para quemar", dijo Gómez. "Con una mayor gestión forestal y más quemas prescritas, podríamos tener menos incendios gigantes. Eso está bajo nuestro control". 

Video: un incendio forestal en California 

Dpa, Atmospheric Chemistry and Physics, Youtube

Archivado en