Curioso

El continente que se está "partiendo en dos"

El estudio de las placas tectónicas revela procesos geológicos fascinantes que no solo explican fenómenos como terremotos y volcanes, sino que también anticipan una futura división continental en Áfri

MDZ Mundo
MDZ Mundo viernes, 9 de febrero de 2024 · 12:16 hs
El continente que se está "partiendo en dos"
Un continente está pasando por un curioso proceso. Foto: Imagen generada por Midjourney

La estructura de nuestro planeta se caracteriza por estar compuesta por diversas capas, siendo la corteza terrestre la más superficial y delgada. Esta se apoya sobre el manto superior, seguido por el manto interior y finalmente, el núcleo, que se divide en externo e interno. Resulta crucial entender la diferencia entre la litosfera y la astenosfera, componentes del manto superior. La litosfera, rígida y fragmentada en placas tectónicas de variados tamaños y grosores, contrasta con la astenosfera, que se destaca por ser una capa más blanda, caliente y maleable.

Las placas tectónicas, definidas como los segmentos en que se divide la capa más externa de la Tierra, juegan un papel fundamental en la dinámica geológica global, incluyendo la actividad sísmica, volcánica y orogénica. El movimiento de estas placas es impulsado por el calor emanado del núcleo terrestre, causando que el manto mueva la litosfera. Este fenómeno es responsable de eventos como terremotos, tsunamis y la formación de grietas, marcando un constante cambio en la superficie terrestre.

Este proceso tectónico tiene implicancias significativas en todo el globo, particularmente en África, donde se observa cómo el continente se está dividiendo gradualmente. Este fenómeno se debe al desplazamiento de las placas tectónicas a lo largo del tiempo.

En el Este de África, una grieta que se extiende por al menos 5,000 kilómetros está provocando la separación del continente. Este fenómeno, conocido como el Rift de África Oriental, ha estado en desarrollo desde hace aproximadamente 25 millones de años. Los rifts, caracterizados por ser largas fosas tectónicas formadas por la separación de placas, evidencian un alejamiento anual de unos 7 milímetros. Este proceso natural, que afecta a naciones como Somalia, Kenia y Etiopía, presagia la formación de un nuevo océano, transformando radicalmente la geografía continental en un futuro lejano.

La evolución constante de la Tierra es un recordatorio de la dinámica inherente a nuestro planeta, que continúa moldeando el paisaje geográfico de maneras sorprendentes. Los estudios y observaciones de estos fenómenos no solo enriquecen nuestro conocimiento sobre la Tierra, sino que también nos preparan para entender mejor los cambios futuros. La realidad de que África, como conocemos hoy, pueda experimentar una división tan significativa, subraya la importancia de continuar explorando y comprendiendo los complejos procesos tectónicos que definen nuestro mundo.

Archivado en