La debilidad del yen

Tres causas de la inesperada recesión de Japón que le hace perder el puesto de tercera economía mundial

El PIB nipón cayó un 0,4% en los últimos tres meses de 2023 en comparación con el mismo período en 2022.

BBC News Mundo jueves, 15 de febrero de 2024 · 15:10 hs
Tres causas de la inesperada recesión de Japón que le hace perder el puesto de tercera economía mundial
GETTY IMAGES Foto: GETTY IMAGES

Movimiento en el podio económico mundial.

Japón entró inesperadamente en recesión después de que su economía se contrajera por segundo trimestre consecutivo, perdiendo así ante Alemania el tercer puesto de los países más ricos del mundo por producto interno bruto (PIB).

El PIB nipón cayó un 0,4% en los últimos tres meses de 2023 en comparación con el mismo período en 2022, después de que en los tres meses anteriores la economía se redujera un 3,3%.

Los datos fueron ofrecidos este jueves por la Oficina del Gabinete. Las cifras sorprendieron porque los economistas habían predicho un crecimiento de más de un 1% en el último trimestre del año.

Dos trimestres consecutivos de contracción económica se considera la definición típica de recesión técnica.

En octubre, el Fondo Monetario Internacional (FMI) predijo que Alemania superaría probablemente a Japón como la tercera economía mundial tomando como referencia el dólar estadounidense.

El FMI solo declara el cambio de ránking una vez que ambos países publiquen las versiones finales de sus cifras económicas.

1. Un yen débil

Una moneda devaluada puede favorecer las exportaciones de una economía, pero también puede lastrar el poder adquisitivo del consumidor.

El economista Neil Newman dijo a la BBC que los últimos datos muestran que la economía de Japón valía alrededor de US$4,2 billones en 2023, mientras que la de Alemania se situó cerca de US$4,4 billones.

Una de las causas, según el experto, fue la debilidad del yen, la moneda japonesa, frente al dólar estadounidense.

Newman aclara que si el yen se recupera Japón podría regresar al podio de la economía global.

En una conferencia de prensa celebrada en Tokio este mes, la gerente del FMI, Gita Gopinath, ya había señalado que una razón importante por que la que Japón podría caer en el ránking era la devaluación del yen de un 9% frente al dólar estadounidense el año pasado.

Sin embargo, esta debilidad ha ayudado de algún modo a incrementar las cotizaciones de algunas de las empresas más grandes de Japón, ya que hace que las exportaciones de bienes como automóviles sean más baratas en los mercados extranjeros.

Los últimos resultados podrían implicar que la anticipada subida de tipos de interés por parte del banco central nipón se retrase.

En 2016, el Banco de Japón introdujo intereses negativos para incentivar el consumo y las inversiones, pero los intereses bajos hacen que el yen sea menos atractivo para los inversores globales y eso perjudica el valor de la moneda.

2. Caída de la demanda

En 2023, Japón volvió a registrar más de 20 millones de visitantes por primera vez desde la pandemia, aunque este buen dato no impidió la recesión en los últimos meses del año.

Como sucede en otras grandes economías del mundo, Japón sufre un aumento del costo de vida e incremento de precios.

Yoshitaka Shindo, ministro de Economía japonés, insistió en la necesidad de lograr un crecimiento salarial sólido para apuntalar el consumo, que describió como "falto de impulso" debido a la espiral alcista.

En Japón, el consumo privado supone más de la mitad de la actividad económica. Este índice cayó un 0,2% frente a las predicciones de un 0,1% de crecimiento que predecían los mercados.

La bajada fue atribuida al aumento del costo de vida y las altas temperaturas, que desmotivaron a los hogares a comer fuera y comprar ropa de invierno.

Los gastos de capital, otro indicador clave del sector privado, cayó un 0,1% frente a las predicciones de 0,3% de ganancias.

Es el tercer trimestre consecutivo que el consumo privado y los gastos de capital se contraen, lo cual también contribuyó a la ralentización de la economía.

3. El problema de fondo de la población envejecida

Más allá de estos indicadores, la economía japonesa sigue enfrentando el enorme reto del envejecimiento poblacional que lleva acusando durante décadas sin poder revertir.

En septiembre de 2023, Japón registró que una de cada 10 personas tenía más de 80 años por primera vez en la historia.

Los mismos datos mostraron que un 29,1% -casi un tercio- de los 125 millones de japoneses tenía 65 años o más.

Japón tiene uno de los ratios más bajos de nacimientos en el mundo y durante mucho tiempo ha tenido dificultades para proveer bienes a su población envejecida.

En enero de 2023, el primer ministro japonés, Fumio Kishida, dijo que su país estaba cerca de no poder funcionar como sociedad debido a la caída de nacimientos.

Y aunque este es un problema que afecta a varios países en el mundo, es particularmente agudo en Japón por la alta esperanza de vida, lo cual se traduce en más personas mayores y menos trabajadores para ayudar a mantenerlas.

Según las Naciones Unidas, Japón tiene la población más envejecida del mundo.

Tomando en cuenta los números totales de 2023, la economía japonesa creció un 1,9%.

Pero los resultados de los últimos meses y el sorpaso de Alemania encendieron las alarmas.

"Alemania superando a Japón muestra que es imperativo que promovamos reformas estructurales y creamos una nueva fase de crecimiento", dijo el ministro Shindo, según recoge la agencia de noticias Kyodo News.

"Implementaremos todas las medidas políticas para apoyar los aumentos salariales" para despejar el camino hacia un crecimiento económico sostenible impulsado por la demanda, añadió.

A pesar de que los economistas dan un voto de confianza a la recuperación de Japón si se fortalece el yen, el FMI proyecta que India podría superar tanto a Japón como Alemania tan pronto como entre 2026 y 2027, aupada por su pujante población joven.

Recesión también en Reino Unido

Este jueves también llegaron malas noticias para Reino Unido.

Este país entró en recesión tras confirmarse una nueva contracción económica por segundo trimestre consecutivo.

El PIB británico se redujo un 0,3% entre octubre y diciembre después de caer un 0,1% en el trimestre anterior, a pesar de que en el total de 2023 creció un 0,1%.

Reino Unido y Japón integran el G7, el grupo que representa a varias de las economías más poderosas del mundo que incluye además a Estados Unidos, Alemania, Francia, Italia, Canadá y la Unión Europea como miembro de facto.

La ralentización económica ha sido común en los últimos meses entre estos países con la excepción de Estados Unidos, cuyo PIB superó las predicciones creciendo un 3,3% en los últimos tres meses de 2023.

Pero por el momento solo Reino Unido y Japón han caído en recesión.

Archivado en