La guerra entre Ucrania y Rusia pone en jaque a la industria de la Unión Europea

La guerra entre Ucrania y Rusia pone en jaque a la industria de la Unión Europea

El conflicto bélico entre Ucrania y Rusia sigue en ascenso y no solo se cobra vidas en los campos de batalla. La industria de la región se ve afectada por los exorbitantes precios de la energía.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

El aumento de los precios de la energía, en el contexto de la guerra entre Ucrania y Rusia, representa un "riesgo inminente" de pérdida de productividad y de cierre de miles de empresas de la Unión Europea (UE), por lo cual resolver esa crisis es una "cuestión de supervivencia", advirtió este jueves el mayor grupo empresario del bloque comunitario, BusinessEurope.

En una carta dirigida a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, el grupo señaló que de acuerdo a sus estimaciones, el 70% de la producción de fertilizantes de Europa se ha cerrado o ralentizado, mientras que el 50% de la capacidad de aluminio se ha perdido.

"Existe un peligro real de que empresas, en especial determinadas industrias que hacen uso intensivo de energía, se trasladen fuera de Europa de forma permanente, lo que aumentará drásticamente nuestra dependencia de terceros países", señaló el grupo.

Tal escenario "conducirá a una pérdida de competitividad y trabajo", agregó el texto.

En este contexto, BusinessEurope demandó el diseño y adopción de "medidas de emergencia" a ser implementadas "de forma estrictamente temporal, con un estrecho seguimiento y ajustes si es necesario".

Para la entidad, "encontrar urgentemente formas a nivel de la UE para mitigar el impacto de los precios de la energía paralizantes que enfrentan por las empresas europeas es una cuestión de supervivencia".

La carta, firmada por Frederik Persson, presidente BusinessEurope, afirmó que los exorbitantes precios de la energía tienen "un impacto directo sobre la viabilidad empresarial en Europa y en el conjunto de la economía".

Los ministros europeos de Energía mantendrán el viernes en Bruselas una reunión de emergencia con el objetivo de discutir propuestas para intervenir el mercado energético, entre ellas la reducción del 10% del consumo de la electricidad hasta finales de marzo de 2023 o la tasa de "solidaridad" de las compañías de combustibles fósiles.

El fuerte aumento de la energía es efecto del veto a las importaciones de hidrocarburos rusos con el que avanzó el bloque europeo y al recorte al suministro ordenado por el Kremlin, especialmente del gas, como parte de la guerra de sanciones y contrasanciones por la invasión a Ucrania, iniciada el 24 de febrero pasado.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?