La tormenta tropical Bonnie tocó tierra y preocupa en varios países del Caribe

La tormenta tropical Bonnie tocó tierra y preocupa en varios países del Caribe

La tormenta tropical tocó tierra el viernes a la noche en Nicaragua, cerca de la frontera con Costa Rica, donde la población de las costas caribeñas se resguardó ante posibles estragos que pudiera provocar.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

La tormenta tropical Bonnie tocó tierra el viernes a la noche en Nicaragua, cerca de la frontera con Costa Rica, donde la población de las costas caribeñas se resguardó ante posibles estragos que pudiera provocar la tempestad.

"El centro de Bonnie tocó tierra cerca de la frontera entre Nicaragua y Costa Rica. Condiciones de tormenta tropical y fuertes lluvias se esparcen en porciones de ambos países", indica el reporte del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos de las 03:00 GMT.

Bonnie se desplaza con vientos de hasta 85 km/h y una velocidad de desplazamiento de 26 km/h. El centro ingresó por el sureste de Nicaragua y se mueve hacia el oeste, esperando que disminuya su velocidad de avance hasta el sábado por la noche.

El mandatario nicaragüense, Daniel Ortega, informó la noche del viernes que la localidad más próxima al impacto de la tormenta es San Juan de Nicaragua, donde hubo evacuaciones preventivas.

En Bluefields, una importante ciudad portuaria de casi 60.000 habitantes, ubicada unos kilómetros más al norte de esa ciudad, el ciclón causaba lluvias intermitentes con fuertes vientos, mientras continuaban las medidas de prevención. Allí se instalaron albergues.

Se prevé que en su trayectoria cruce el Pacífico del país la noche del sábado y continúe mar adentro pero paralelo a las costas de El Salvador, Guatemala y el sur de México entre el sábado y el lunes, donde puede tomar mayor fuerza.

El sistema de prevención de desastres de Nicaragua (Sinapred) declaró alertas “por los daños que pueda ocasionar la tormenta tropical Bonnie al momento de su impacto, tránsito y salida por las costas del Pacífico”. Se realizaron “evacuaciones en todo el país”, dijo la vicepresidenta Rosario Murillo a medios oficiales.

En Bluefields se establecieron 34 albergues y se visitaron los puntos críticos que requerirán ser evacuados, dijo el portavoz de la Cruz Roja del Caribe sur, Denis Bravo.

Se evacuó a la "gente de Monkey Point porque sabemos que el viento por esos lados será fuerte y ellos están cerca del mar", afirmó a la AFP la vicealcaldesa de Bluefields, Carla Martín. 

Soldados priorizaron la evacuación en lanchas de mujeres y niños de Monkey Point, ubicado a unos 15 km al sur de Bluefields y donde se estima viven unas mil personas. Los transportistas y pescadores llevaron sus embarcaciones a un lugar seguro y la población se abasteció como pudo con víveres y plásticos.

Indígenas de la comunidad de Kukra Hill, que habían quedado varados en Bluefields haciendo compras, partieron en los últimos botes hacia su comunidad. "Allá hay más bosques y montaña para refugiarse", dijo a la AFP Teodoro Mendoza, antes de partir en una lancha repleta de pasajeros.

“Todos se sienten preocupados por la tormenta", dijo a la AFP el pescador Johny Taylor en el albergue, mientras jóvenes voluntarios de la ciudad les cocinaban arroz, frijoles, tortillas y huevos.

Rama Cay es una de las pocas aldeas pobladas por unos 900 indígenas de la etnia rama, donde la gente vive de la pesca, la agricultura y en pequeñas casas con techos de paja.

En tanto Costa Rica estaba en “alerta” en parte de su costa en el Pacífico, aunque por ahora descarta riesgos en su territorio. Unas 700 personas han sido evacuadas de zonas caribeñas, preventivamente.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?