La insólita medida de Italia para hacerle frente a la sequía

La insólita medida de Italia para hacerle frente a la sequía

La extrema medida se tomó en una ciudad italiana, en medio de una severa sequía que azota a todo el país. Es el peor panorama al respecto que se da en 70 años. El río más grande del país ha visto caer su nivel dramáticamente.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Es la peor sequía en 70 años en Italia. En el norte del país, ciudad de Castenaso, las autoridades debieron tomar una medida extrema, para apuntar al ahorro del agua en la ciudadanía. 

De esta manera, los peluqueros de Castenaso, en el norte italiano, tienen prohibido hacer un segundo lavado de cabello a sus clientes, a fin de ahorrar agua en medio de una severa sequía que golpea especialmente al centro-norte de Italia, según publican diarios de Italia.  

Según el alcalde Carlo Gubellini, "entre peluquerías y barberos tenemos una decena de salones. Si multiplicamos el agua utilizada para cada cliente, estamos hablando de miles de litros por día". 

En la ciudad viven poco más de 15.000 personas y el funcionario evalúa que "de un grifo abierto fluyen al menos 13 litros de agua por minuto. Por lo tanto, hacen fatal por lo menos 20 litros para enjuagar el cabello de una persona dos veces. Ya no nos podemos permitir esto", remarcó. 

Quienes no lo hagan enfrentarán a multas de hasta 500 euros. 

"Entre peluquerías y barberos tenemos una decena de salones. Si multiplicamos el agua utilizada para cada cliente, estamos hablando de miles de litros por día", replica Rt. 

Evalúa el alcalde: "Espero poder modificar la ordenanza, pero la situación actual es verdaderamente alarmante. Hasta ayer teníamos mucha agua, pero ya no es así y nuestros hábitos tendrán que cambiar". 

Además, en la ciudad, está prohibido el riego de huertas y jardines entre las 8 y las 21 horas.

Hacía 70 años que no se vivía algo así en Italia y ya se notan problemas alimentarios y energéticos, por la caída del nivel del agua en el río más grande de esa nación. 

El río Po, de unos 650 kilómetros de longitud, sustenta los polos industriales del país, y, ahora, su nivel es tan bajo que todo, desde la producción de vegetales hasta la energía hidroeléctrica y la pesca, se ve perjudicado. 

Corriere.t, Rt, Euronews, Youtube

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?