Los puntos clave para entender la crisis en Perú

Los puntos clave para entender la crisis en Perú

El expresidente, Pedro Castillo, intentó generar un golpe de Estado y cerrar el Congreso. El Parlamento decidió destituirlo y fue arrestado por atentar contra la constitucionalidad del país. MDZ Radio conversó con el analista internacional, Carlos Escaffi, quien detalló y explicó lo sucedido.

MDZ Radio

MDZ Radio

Este miércoles el expresidente de Perú, Pedro Castillo, intentó generar un autogolpe de Estado que duró solamente dos horas. Finalmente, sin apoyo de las Fuerzas Armadas, fue destituido. La crisis política terminó con un gobierno que duró 18 meses. MDZ Radio conversó con Carlos Scaffi, analista internacional, sobre la situación actual del país y la razón de dicha crisis. 

Ayer un expresidente se levantó ejerciendo el cargo y finalmente terminó acostándose en el centro penitenciario de Barbadillo, donde además cumple condena el expresidente Alberto Fujimori. Con la decisión de Pedro Castillo, de pretender cerrar temporalmente el Congreso de la República, la institucionalidad del país ayer funcionó, haciendo gala de una tradición republicana. Tanto el Poder Judicial como el Ministerio Público, el Tribunal Constitucional, llamaron a no necesariamente respetar lo que estaba diciendo Pedro Castillo", comenzó explicando el analista. 

El especialista indicó que después de culminar el discurso del presidente Castillo, el Congreso de la República convocaba a sus 130 parlamentarios, promoviendo la vacancia, que fue aprobada por una amplia mayoría. “En consecuencia, las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional se ponían a la orden de la resultante constitucional, por lo que terminó asumiendo Dina Boluarte, vicepresidenta de la fórmula con la que llegó Pedro Castillo”, detalló Scaffi.  

"Lo ocurrido, se puede definir como un autogolpe. El ex presidente, desde que asumió mantuvo un enfrentamiento permanente con el Legislativo. En paralelo tuvo una serie de acusaciones concretas y precisas, promovidas por el Ministerio Público y particularmente por la Fiscalía. Se estima que él sería el cabecilla de una organización criminal, también lo acusan de encubrimiento personal, colusión agravada. El convivía con esas acusaciones" agregó. 

El analista explico que el día martes hubo una sucesión de revelaciones, una de ellas muy "potente", a cargo del ex jefe de la Dirección Nacional de Inteligencia, "él relataba todos los pormenores de negociación y de entregas de coima, que finalmente terminaban apuntando a Pedro Castillo. Como consecuencia de esa presión social y mediática, el presidente en ese momento, hace una declaración muy breve la noche del martes. Al día siguiente, la agenda legislativa decía que se iba a votar para ver si efectivamente lograban vacar a Castillo, por incapacidad moral". 

"Mi hipótesis es que como consecuencia de esta presión mediática y social, él se adelantó porque pensó que efectivamente podía ser vacado. El se adelanta y solo, sin consultarlo aparentemente con su gabinete, da un discurso en el que se lo ve muy descompuesto, tembloroso, y decide unilateralmente cerrar temporalmente el Congreso de la República, dispone un gobierno de excepción y coloca un toque de queda", detalló Sacffi. 

En este sentido, el especialista afirma que lo ocurrido fue un autogolpe, ya que Castillo rompió con el orden constitucional, por ende, es acusado. "Saliendo del Palacio de Gobierno, es detenido, conducido a la prefectura de Lima", contó el especialista.

"La institucionalidad de la República ayer se hizo sentir. El Tribunal Constitucional, Ministerio Público, Poder Judicial, Fuerzas Armadas y Policía Nacional alineados completamente se llevaba a Pedro Castillo a la prefectura, la propia fiscal de la Nación comenzaba a iniciar diligencias preliminares por delitos contra los poderes del Estado de orden constitucional”, afirmó. 

El especialista remarcó que las acusaciones a la figura de Castillo son "bastante críticas", y advirtió que hay exministros prófugos de la justicia. "El expresidente tiene seis acusaciones complejas, además del delito por atentar contra los poderes del Estado y el orden constitucional, en relación a lo que quiso hacer ayer de cerrar temporalmente el Congreso", dijo. 

Finalmente advirtió que Dina Boluarte, la actual presidenta, aclaró que seguirá en el poder hasta 2026. "A pesar de esto, no es un gobierno que tiene representatividad política. La convivencia será muy compleja", concluyó. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?