Asombrosa tecnología: esta es la máquina que 'crea agua de la nada'

Asombrosa tecnología: esta es la máquina que 'crea agua de la nada'

Se ha conocido una máquina inventada por un español que ha causado gran impresión. Se trata de una tecnología que produce agua potable y segura a partir del aire de la atmósfera. Esta iniciativa ya fue usada con éxito en aldeas de Namibia y en campos de refugiados en El Líbano.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Un particular aparato llamado Aquaer Generators ha causado asombro en el mundo tecnológico: se trata de una máquina que puede obtener agua potable y segura de la atmósfera. Está siendo promovida por una empresa de Sevilla, España, llamada Aquaer. A partir del invento de un español, la compañía ya ha diseñado las máquinas que producen el agua y que pueden ser usadas en zonas donde el líquido elemento escasea y la gente sufre por la falta de este recurso. 

El inventor español se llama Enrique Veiga y es un ingeniero de 82 años nacido en Galicia. El hombre creó esta tecnología en los años '90, luego de un gran sequía en el sur de España, según han publicado sitios locales

El invento posee un mecanismo eléctrico parecido al de un aire acondicionado que refrigera el aire hasta condensarlo y de esa manera logra obtener agua. 

No obstante, se distingue de otros generadores de su clase, pues esta máquina sirve incluso para las condiciones de un desierto, produciendo el mismo efecto a temperaturas de hasta 50 grados centígrados y con un nivel de humedad inferior al 10 %. 

Enrique Veiga y su invento. (20Minutos)

"Un aparato pequeño, fácilmente transportable en carretilla, es capaz de generar entre 50 y 75 litros de agua a diario, mientras que algunos modelos de mayor tamaño entregan hasta 5.000 litros por día", publica la agencia Rt

"El objetivo es llegar a los lugares como los campos de refugiados que no tienen agua potable", dijo el creador Veiga, según publica la agencia Reuters, poniendo énfasis en el hecho de que sus máquinas ya funcionan en varios países de África. 

"En las aldeas de Namibia que visitamos, la gente quedó estupefacta, no entendían y preguntaban de dónde venía el agua. Nuestra idea no es solo hacer un dispositivo que fuese efectivo, sino también hacer que sea útil para las personas que tienen que caminar kilómetros para traer agua o hacer pozos", reveló. 

A la par, en el año 2017, un refugiado vietnamita llamando Nhat Vuong, que vive en Suiza, fundó una entidad benéfica llamada Water Inception para llevar el invento de Veiga a zonas áridas y compró una de sus máquinas, que puede producir 500 litros por día, para un campo de refugiados en la ciudad libanesa de Trípoli. 

Según Vuong, el próximo propósito es recaudar dinero para proporcionar paneles de energía solar a los lugares donde funcionan estos aparatos; de este modo se bajará la dependencia del suministro eléctrico. 

Xataka, Rt; HistoriasdeLuz, Youtube. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?