Talibanes en Afganistán: "La guerra terminó" y ahora, hay que gobernar

Talibanes en Afganistán: "La guerra terminó" y ahora, hay que gobernar

En menos de una semana, tomaron el país, incluyendo Kabul. Los talibanes dicen: "Brindaremos seguridad a los ciudadanos y las misiones diplomáticas. Estamos listos para dialogar con todas las figuras afganas y les garantizamos la protección necesaria".

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Los talibanes tomaron Afganistán en una semana, tras la retirada de las tropas de Estados Unidos y sus aliados. Ahora, desde la capital Kabul, se preparan para gobernar y prometen que no habrá venganza con los vencidos. 

Quien habló desde Kabul fue el mulá Baradar, titular de la Oficina Política de los talibanes. Para él, la veloz victoria del movimiento sobre el Gobierno afgano fue una "hazaña incomparable", pero "la verdadera prueba" de gobernar con eficacia y servir a la gente resolviendo sus problemas comenzará ahora que han ganado el poder", ha publicado la agencia Reuters

"No tiene comparación con nada el mundo", evaluó el funcionario. Además, Mohammad Naeem, portavoz de la Oficina Política de los Talibanes, dijo al canal Al Jazeera que "la guerra terminó en Afganistán" y ahora buscarán definir un tipo de gobierno para el país. 

"Daremos seguridad a los ciudadanos y las misiones diplomáticas. Estamos listos para dialogar con todas las figuras afganas y les garantizamos la protección necesaria", dijo el vocero. 

Talibanes en el palacio 

Previamente, Al Jazeera publicó varias imágenes de talibanes dentro del Palacio Presidencial en Kabul. Este domingo, el movimiento anunció que ha logrado tomar el control de todo el territorio de Afganistán. 

"Horas antes el hasta recientemente presidente afgano, Ashraf Ghani, abandonó el país. Ghani explicó que decidió renunciar a su cargo y marcharse de la nación para 'evitar un derramamiento de sangre', tras la llegada de los talibanes a Kabul", según revela la agencia Rt.

"Los talibanes lo hicieron para sacarme, están aquí para atacar todo Kabul y a la gente de Kabul. Para evitar un derramamiento de sangre, pensé que lo mejor era irme", adujo Ghani. 

El presidente Ghani, su esposa, su jefe de personal y su asesor de seguridad se fugaron a la capital de Uzbekistán, Taskent, aunque últimas informaciones indican que ya están en Tayikistán. 

Ahora, Occidente deberá negocia con los talibanes, que aseguran que han cambiado y ya no son los mismos que hace 20 años. 

Al Jazeera, Reuters, Rt, Twitter, Youtube

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?