Mató a su mujer, culpó a ladrones y un reloj inteligente lo 'delató'

Mató a su mujer, culpó a ladrones y un reloj inteligente lo 'delató'

Durante horas, sostuvo que unos maleantes la estrangularon frente a su bebé. Incluso, llegó a ahogar a su perro y a poner al niño junto al cadáver de su madre. Luego, salió por los medios a mostrar su dolor. Sin embargo, descuidó un detalle.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Se llama Babis Anagnostopoulos, es griego, piloto de helicópteros y asesinó a su esponsa inglesa Caroline Crouch. 

El hombre, de 33 años, tras matar a su mujer de 20, armó toda una escena y sostuvo una historia durante un mes, incluso por canales de televisión, pero todo se desmoronó. 

Finalmente, admitió su crimen y la indignación contra él no tiene parangón. 

La escena del crimen 

Ahora, Anagnostopoulos está acusado, pues admitió haber asesinado a Caroline, a principios de mayo.

Por más de un mes sostuvo que su esposa fue asesinada durante un violento robo en su casa en Glyka Nera, en las afueras de Atenas. El piloto llegó a aparecer en televisión nacional contando su 'versión' de lo ocurrido, han publicado en Grecia.

Caroline era británica y creció en Grecia. Fue hallada muerta en su habitación el 11 de mayo, tras denuncia de su esposo, quien llamó a la Policía. Dijo que la habían estrangulado unos ladrones extranjeros que irrumpieron en su propiedad, ataron a la pareja y amenazaron con matar a su bebé, tras lo cual huyeron con 18.000 dólares.

"No lo puedo describir. [...] Espero que esto no le pase a nadie más", dijo posteriormente Anagnostopoulos en la televisión nacional, agregando que "rogó" a los ladrones que no hicieran daño a su familia, difundió Sky News. 

Grecia decidió ofrecer una recompensa de 355.000 dólares por información que permitiera dar con el paradero de los asaltantes, y en los primeros días de investigación fue arrestado un georgiano bajo sospecha de estar relacionado con el caso, publicó, en su momento, BBC

La confesión 

No obstante, poco después los agentes lograron determinar que Anagnostopoulos inventó la historia del robo y que él mismo era el responsable de la muerte de su esposa. 

Hace días, el hombre admitió haber asfixiado hasta la muerte a Crouch durante una pelea en la que la mujer había amenazado con dejarlo y llevarse a la hija de ambos. 

De acuerdo con los investigadores, tras asesinar a Crouch, Anagnostopoulos pasó horas simulando una escena de robo. Incluso colocó al bebé junto a su madre muerta, y ahogó al perro de la familia y colgó su cuerpo de la barandilla de una escalera, para culpar a los 'asaltantes' de la muerte del animal, informó el periódico Proto Thema.

¿Cómo se dieron cuenta? 

El caso fue resuelto gracias a los dispositivos tecnológicos, ya que un reloj inteligente de Crouch mostró que su corazón había dejado de latir horas antes de que ocurriera el presunto robo. 

Además, los datos de rastreo del teléfono de Anagnostopoulos indicaban que durante la noche del crimen el hombre estuvo moviéndose por la casa, lo cual contradecía sus afirmaciones de que durante todo ese tiempo había estado atado a la cama. Asimismo, la tarjeta de memoria de una cámara de seguridad de la casa fue removida horas antes del momento en que Anagnostopoulos afirmó que habían ocurrido los hechos, difunde Proto Thema

El piloto fue detenido este jueves después de asistir a un servicio conmemorativo de su difunta esposa. 

El hombre confesó tras una sesión de interrogatorio de ocho horas y, según sus abogados, expresó remordimientos por sus acciones. Además de homicidio voluntario, Anagnostopoulos fue acusado de maltrato animal.

El caso de Caroline Crouch conmocionó a Grecia y fue objeto de un intenso escrutinio público tanto dentro como fuera del país. El jueves, la televisión nacional interrumpió la cobertura de la Eurocopa 2020 para ofrecer detalles de la confesión de Anagnostopoulos, reportó BBC.

Rt, Twitter, Iefimerida, BBC, Proto Thema.  

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?