EEUU estudia una posible "amenaza" en una central nuclear de China

EEUU estudia una posible "amenaza" en una central nuclear de China

Estados Unidos estudia la veracidad de un informe de la operadora Framatome que habla de una "amenaza radiológica inminente". El lugar en peligro sería una planta nuclear china, de la que la empresa francesa comparte propiedad y gestión.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Distintos medios del mundo -como CNN y DW- se hacen eco de una posible y gravísima amenaza ambiental. 

Sucede que Estados Unidos está estudiando un informe sobre una posible fuga radiactiva en una central nuclear de China. 

Quien lo elaboró es Framatome, empresa de Francia que, nada menos, comparte la propiedad y gestión de la central.

Esta compañía habría confesado a Estados Unidos, que China está subiendo los límites aceptables para la detección de radiación fuera de la planta de energía nuclear de Taishan, en la costa de la sureña provincia china de Guangdong, para evitar tener que cerrarla. 

Esta información fue revelada, en primera instancia, por CNN, medio de EEUU. Esta cadena tuvo acceso a una carta enviada al Departamento de Estado de Estados Unidos. 

Se supo que la razón de la advertencia de Framatome a autoridades norteamericanas llegó el 8 de junio para obtener urgentemente una exención, que permietese compartir datos técnicos estadounidenses y soporte para resolver el problema.

No obstante, más allá de la alarmante notificación de Framatome, el Gobierno de Joe Biden cree que la instalación aún no se encuentra en un "nivel de crisis". 

Los funcionarios estadounidenses han considerado que la situación no representa actualmente una amenaza grave para la seguridad de los trabajadores de la planta o del público chino. 

Help 

"Sin embargo, resulta muy inusual que una empresa extranjera trate de buscar ayuda del Gobierno de EE. UU., mientras su socio estatal chino aún no ha reconocido que existe un problema. Y este escenario podría poner a EE. UU. en una situación complicada, si la fuga continúa o se agrava sin ser reparada", advirtió CNN y replica el medio alemán DW

"Como sea, la preocupación del Gobierno de Biden por el incidente ha sido lo suficientemente significativa como para que el Consejo de Seguridad Nacional tuviera múltiples reuniones mientras monitoreaban la situación la semana pasada, dos de ellas de alto nivel", evalúa DW.

Se asegura que Biden se ha ocupado del tema. Además, Washington también ha estado en contacto con el Gobierno chino, según funcionarios estadounidenses, aunque no precisaron el alcance de ese contacto.

“Dentro de los parámetros de seguridad” 

En un comunicado emitido el pasado viernes (11.06.2021), horas después de que CNN se comunicara por primera vez con Framatome para interesarse por el incidente, la compañía gala reconoció que trataba "la resolución de un problema en la planta de energía nuclear de Taishan en la provincia de Guangdong, China", que cuenta con dos reactores EPR (reactor europeo de agua presurizada) de tecnología francesa.

"Según los datos disponibles, la planta está operando dentro de los parámetros de seguridad. Nuestro equipo está trabajando con expertos relevantes para evaluar la situación y proponer soluciones para abordar cualquier problema potencial", agrega el comunicado. No obstante, al ser consultada por CNN, Framatome no se refirió directamente al contenido de la carta que envió al Departamento de Energía.

 La central "está en su dominio de funcionamiento y de seguridad autorizado", precisó Framatome este lunes (14.06.2021), en una declaración a la agencia francesa de noticias AFP. 

"Framatome aporta su apoyo de análisis de la evolución de uno de los parámetros de funcionamiento de la central nuclear de Taishan", informó la empresa francesa, sin mencionar ningún tipo de escape ni precisar qué "parámetros" estaba examinando. 

China niega todo 

Por su parte, los operadores chinos han negado especulaciones sobre el daño ambiental asociado a esta situación.

Los datos ambientales dentro y alrededor de la planta se miden con regularidad y son "normales", aseguró el Grupo General de Energía Nuclear de China (CGN) este lunes por la noche, sin mencionar las informaciones difundidas por CNN.

Los dos bloques de la planta de energía nuclear de Taishan, ubicada al oeste de Hong Kong, funcionan de acuerdo con las normas de seguridad, insistió CGN. Sus dos reactores de agua a presión, construidos con ayuda francesa, se pusieron en servicio en 2018 y 2019. Y son, hasta la fecha, los únicos reactores EPR en funcionamiento en el mundo.

Otros ejemplos de este tipo están siendo construidos en Finlandia, Francia y Reino Unido.

Cnn, Dw, Afp, Efe, Dpa. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?