Gaza en llamas por bombas israelíes: 22 muertos, 9 de ellos son niños

Gaza en llamas por bombas israelíes: 22 muertos, 9 de ellos son niños

Fue una noche extremadamente violenta. Gaza recibió las bombas desde Israel, que reaccionó a ataques de movimientos armados palestinos. Hay 106 heridos. Dos comandantes de la Yihad Islámica fallecieron. Jerusalen tuvo graves disturbios. Bombas siguen cayendo en Gaza.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Anoche cayeron bombas israelíes en Gaza, en respuesta a un ataque de grupos extremistas israelíes. En distintos puntos, sobre todo del sur, Gaza aún tiene llamas. 

Se reportan, por lo menos, 22 palestinos muertos y 9 de ellos son niños. 

Además, cayó una bomba en una escuela, pero afortunadamente, por la suspensión de clases, estaba vacía. 

La situación, sin indica a través de Afp, fue provocada por una ola de violencia en Jerusalén Este. 

Se publica además que hay 106 personas heridas. 

Además, 2 comandantes de la Yihad Islámica murieron, según informó la propia organización. 

Cohetes van y vienen 

Ayer, organizaciones palestinas lanzaron más de 200 cohetes hacia Israel. El sistema antimisiles israelí Cúpula de Hierro interceptó más del 90% y 6 israelíes resultaron heridos. 

Ante esto, Israel lanzó sus cohetes con 130 ataques de aviones de combate y helicópteros contra objetivos militares en el enclave palestino: murieron 15 comandantes de Hamás y del grupo Yihad Islámica, se dijo a la prensa.  

Israel adujo que atacó instalaciones de fabricación y almacenamiento de armas, zonas de entrenamiento de militantes y la casa de un comandante de Hamás, entre otros. Sin embargo, 9 niños murieron. 

Hamás juró que convertiría la ciudad israelí de Ascalón (sur) en "un infierno". En tanto, el viernes, el último del Ramadán, hubo choques entre la policía antidisturbios israelí y los fieles palestinos en la Explanada de las Mezquitas, donde está la mezquita Al Aqsa, el tercer lugar más sagrado del islam. 

ONU pide calma 

Desde entonces, los disturbios nocturnos en Jerusalén Este han dejado cientos de palestinos heridos y provocaron llamamientos internacionales a la desescalada. La ONU dijo el martes estar "profundamente preocupada" y condenó "cualquier incitación a la violencia".

Fuentes diplomáticas dijeron a la AFP que Egipto y Catar, que mediaron en anteriores conflictos entre Israel y Hamás, estaban intentando calmar las tensiones.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, condenó por su parte los ataques con cohetes de Hamás, afirmando que "deben detenerse de inmediato".

Hamás lanzó el lunes un ultimátum a Israel para que retire todas sus fuerzas de la Explanada de las Mezquitas y del distrito de Sheij Jarrah, en Jerusalén Este, donde los próximos desalojos de familias palestinas están provocando protestas.

El lunes, las sirenas sonaron en todo Jerusalén justo después de las 18H00 (15J00 GMT), la hora límite fijada por el ultimátum de Hamás, y empezaron a lanzarse cohetes, mientras los habitantes de Jerusalén, incluidos los diputados de la Knéset, huían a los búnqueres por primera vez desde el conflicto de Gaza de 2014.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijo que Hamás había "cruzado una línea roja" al apuntar hacia Jerusalén.

"Si responden, responderemos" 

Las brigadas Qassam dijeron que los ataques con cohetes son una respuesta a las acciones israelíes en Sheij Jarrah y alrededor de la mezquita de Al Aqsa.

"Este es un mensaje que el enemigo debe entender bien: si responden, responderemos, y si escalan, escalaremos", afirmaron.

Varias propiedades en Israel resultaron dañadas por los cohetes, entre ellas un apartamento en Ascalón y una casa en Beit Nekofa, a unos 10 kilómetros al oeste de Jerusalén.

Por otra parte, un árabe israelí murió por heridas de bala en enfrentamientos con judíos israelíes en la ciudad de Lod (centro), dijo la policía el lunes.

Choques en Ciudad Vieja 

La decisión el lunes de cancelar una marcha israelí en la Ciudad Vieja en conmemoración de la toma de Jerusalén Este por Israel dio esperanzas a la calma.

Pero entonces expiró el ultimátum de Hamás, seguido del lanzamiento de cohetes, que también obligaron a evacuar el Muro de las Lamentaciones y otros lugares.

El lunes por la noche, al igual que en las noches anteriores desde el viernes, los palestinos lanzaron piedras contra los agentes antidisturbios israelíes, que respondieron con balas de goma, granadas aturdidoras y gases lacrimógenos.

El martes, hubo señales de calma en la Ciudad Vieja de Jerusalén, según un reportero de la AFP, pero el riesgo de escalada seguía siendo alto.

La Media Luna Roja palestina dijo que al menos 520 palestinos han resultado heridos desde el lunes, incluidos más de 200 que fueron hospitalizados, cinco de ellos en estado crítico.

La policía israelí informó de 32 heridos en sus filas.

Afp, DamianPatcher, Twitter. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?