Cruel ritual para novatos: atados a un poste y bajo fuego de aviones

Cruel ritual para novatos: atados a un poste y bajo fuego de aviones

En Francia, ha sido denunciado un cruel ritual de novatadas para pilotos. El uniformado jura que sus colegas le pusieron una capucha, lo obligaron a subir a un vehículo y lo trasladaron a un campo de tiro. Renunció a su cargo.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Atado a un poste que sirve de blanco para prácticas de guego aéreo. 

Esto le ha sucedido a un piloto que ha presentado una denuncia penal contra sus colegas de la Fuerza Aérea de Francia. 

Sería una víctima más de las llamadas "novatadas", tan habituales en las fuerzas armadas del mundo.

Munición real 

Según el abogado del piloto, publica Reuters, su cliente fue atado como parte de un ritual, mientras aviones de combate lo sobrevolaban y le disparaban munición real. 

Base Solenzara, Córcega, Francia. (Reuters)

Según el piloto, el hecho se produjo en marzo de 2019. El hombre solicitó que no se revelara su nombre, dijo que los hechos ocurrieron en la base aérea de Solenzara, en la isla francesa de Córcega. 

Sus colegas le colocaron una capucha en la cabeza, lo subieron a una camioneta y lo llevaron hasta el campo de tiro. 

Las fotos incluidas en la denuncia muestran a un hombre con uniforme militar con las piernas y las manos atadas a un poste en un campo de tiro. Imágenes de video proporcionadas a la agencia por el abogado del piloto, Frederic Berna, muestran asimismo aviones de combate sobrevolando el área.

El propio piloto asegura que pudo escuchar el sonido de municiones reales disparadas desde las aeronaves.

"Fueron castigados"  

Tras la denuncia, el coronel Stephane Spet, portavoz de la Fuerza Aérea francesa, aseveró que el mando fue informado del incidente en enero de este año y ordenó una investigación interna.

"Los pilotos responsables de montar esto fueron severamente castigados en abril de 2021, con medidas que llegaron hasta a un confinamiento en los cuarteles", afirmó el vocero, sin detallar cuántas personas habían recibido el castigo ni la duración de este.

Aunque Spet no cuestionó la autenticidad de las imágenes, señaló que estas crean la falsa impresión de que el avión estaba dirigiendo fuego contra el piloto que estaba atado al blanco.

Chat grupal de WhatsApp 

El portavoz explicó que los disparos que escuchó el piloto eran de aviones que estaban participando en un ejercicio de entrenamiento en un lugar diferente. En ese sentido, subrayó que la seguridad del aviador nunca estuvo en peligro.

Por su parte, Berna afirmó que las imágenes fueron filmadas por militares que estaban presentes y que luego las compartieron en un chat grupal de WhatsApp. Miembros de este grupo las enviaron posteriormente al piloto que presentó la denuncia, explicó el abogado.

El letrado también explicó que su cliente esperó hasta ahora para presentar la denuncia porque inicialmente negó la gravedad del asunto y no quería desafiar a las autoridades militares. Sin embargo, acabó planteando el tema a sus superiores a fines de 2020 y decidió presentar la denuncia penal ante la falta de acciones por parte del mando, agregó Berna.

Reuters, Rt. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?