Rusia entra en un "megapuente" de 10 días para frenar los contagios

Rusia entra en un "megapuente" de 10 días para frenar los contagios

El presidente Vladímir Putin declaró el cese de actividades para frenar el repunte de la pandemia. La mitad de las empresas no pueden asumir el costo económico.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Para intentar frenar el avance de los contagios, Rusia entró en un "megapuente" decretado por el presidente Vladímir Putin por recomendación de las autoridades sanitarias.

Los días 4, 5, 6 y 7 de este mes fueron declarados no laborables, a los que se suman cuatro días de fin de semana y dos festivos, -el Primero de Mayo y el Día de la Victoria, el día 9-, que por caer en sábado y domingo, respectivamente, se trasladan al siguiente día hábil.

A pesar de esto, cerca de la mitad de las empresas (48 %) decidieron que su personal trabajará durante los días declarados no laborables con el argumento de que no pueden asumir el coste económico la medida, detalla EFE.

Ante la situación epidémica las autoridades de muchas ciudades rusas, incluida Moscú, prohibieron por segundo año consecutivo las tradicionales celebraciones masivas del Primero de Mayo, a fin de evitar riesgos sanitarios.

Las autoridades sanitarias rusas niegan que el país esté siendo afectado por una tercera ola de la pandemia, aunque admiten un repunte la morbilidad en las últimas semanas, en particular, en la capital rusa. En las últimas 24 horas en Moscú se detectaron 3.208 positivos por coronavirus, un 56 por ciento más de la cifras registradas a comienzos de abril pasado.

A nivel nacional, las estadísticas oficiales muestran en el último mes una estabilización de los contagios con entre 8.000 y poco más de 9.000 casos diarios, muy lejos de los cerca de 30.000 que se registraron en diciembre pasado.

Según las autoridades rusas, la vacunación masiva es la única vía para conseguir la inmunidad de rebaño contra el coronavirus.

Pese a que Rusia cuenta con tres vacunas anticovid propias, entre ellas la Spunik V, pionera mundial, el proceso de inmunización de la población, que comenzó de manera masiva el 18 de enero de este año, avanza con mucho más lentitud que en otros países y solo el 8,47 % de la población, han recibido al menos un componente de los preparados anticovid rusos.

A fin de incentivar a los mayores de 60 años para que acudan a vacunarse, el alcalde moscovita, Serguéi Sobianin, lanzó esta semana el programa "Un millón de premios", por el cual cada habitante de la capital que se vacune recibirá una tarjeta de regalo por un monto de 1.000 rublos (unos 13 dólares).

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?