Bill perdió una inmensísima fortuna en apenas unos días en Wall Street

Bill perdió una inmensísima fortuna en apenas unos días en Wall Street

Ahora, es famoso: se llama Bill Hwang y lo llaman el 'cachorro de tigre' de Wall Street. Una de las mayores fortunas del mundo estaba en sus manos y, en apenas días, todo lo perdió. ¿Cómo? El fiasco multimillonario de su fondo familiar Archegos Capital Management resultó en pérdidas gigantescas.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Se trata de unas maniobras bancarias que generan avalanchas de liquidaciones en distintos puntos del mundo. 

Así fue que, en apenas días, una familia de inversionistas, con Bill Hwang a la cabeza, perdió todo. 

Hay quienes evalúan las pérdidas en, nada menos, 30.000 millones de dólares. 

Fu así: una masiva llamada de margen, o 'margin call', afectó el viernesa una oficina familiar poco conocida, Archegos Capital Management, resultando en miles de millones de dólares en pérdidas para varios grandes bancos y elevando la volatilidad general del mercado. 

Las apuestas apalancadas de Archegos en el conglomerado de medios ViacomCBS explotaron y provocaron una avalancha de liquidaciones forzadas en una gran cantidad de bancos de Wall Street y del otro del océano —con un valor total estimado en 30.000 millones de dólares—, algunos de los cuales ahora enfrentan pérdidas que podrían ser "muy significativas", según NBC

Archegos 

Archegos Capital Management es un fondo de inversión familiar fundado en 2013 por Bill Hwang, antiguo empleado del histórico administrador de fondos de cobertura Julian Robertson. Los 'exalumnos' de Robertson —muchos de los cuales se han convertido en inversores de éxito (entre ellos Stephen Mandel, Lee Ainslie y Chase Coleman)— suelen ser apodados 'cachorros de tigre' en honor a la empresa Tiger Management que este dirigía.

Antes de Archegos, Hwang creó un fondo de cobertura que llamó Tiger Asia Management. Este fondo, con sede en Nueva York, solía ser uno de los mayores inversores bursátiles de Wall Street en acciones asiáticas, hasta que la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. (SEC) abrió una investigación en su contra por filtración de información privilegiada de bancos chinos.

En 2012, Hwang se declaró culpable de fraude y se vio obligado a pagar 44 millones de dólares para resolver una demanda civil presentada por la SEC. 

Fue después del cierre de Tiger Asia Management que Hwang decidió fundar la oficina familiar Archegos, especializada en acciones públicas de EE.UU., China, Japón, Corea y Europa, según se indica en su sitio web

Las llamadas oficinas familiares ('family office', en inglés) se dedican a administrar grandes fortunas de una familia y suelen estar exentas de registrarse como asesores de inversiones en la SEC. Esto significa que no tienen que revelar la identidad de sus propietarios o ejecutivos o la cantidad de capital que manejan, explica Bloomberg. Pero, a pesar de que son operadas solo por familiares y amigos, si estas plataformas alcanzan el tamaño de un fondo de cobertura, pueden tener un impacto significativo en el mercado.

Según expresó en Twitter el inversionista de carrera y exadministrador de fondos de cobertura de Fortress Investment Group, Michael Novogratz, lo sucedido a Hwang sería "la pérdida personal de riqueza más espectacular de la historia". 

¿Qué sucedió? 

Archegos mantenía grandes apuestas apalancadas en acciones de medios estadounidenses como ViacomCBS y Discovery, así como en algunas empresas chinas, incluidas Baidu, Tencent Music y Vipshop. El hecho es que una parte significativa de los activos del fondo recayó en un popular instrumento financiero llamado 'swaps', o permutas, de rendimiento total. 

El significado de este instrumento es que, en lugar de vender a los fondos acciones, bonos o divisas, los grandes bancos de inversión les venden el derecho a recibir ingresos por esos activos. Podría ser comparado con una especie de alquiler de un producto que beneficia al arrendatario, por ejemplo, un automóvil de lujo que utiliza como le plazca al tiempo que se apropia de todos los ingresos que genera.

Sin embargo, si al usar el bien su valor disminuye —digamos, el automóvil se daña o, como en el caso de los 'swaps', cae el precio de las acciones, divisas, etc.—, entonces el 'arrendatario' debe pagar al arrendador la diferencia de precio.

En el caso de Archegos, parece que la raíz del problema fue que los bancos le otorgaron un apalancamiento demasiado alto. El fondo no pudo pagar toda la diferencia total resultante de la caída de las acciones de ViacomCBS, lo que obligó a los bancos a liquidar sus acciones que formaban parte de los 'swaps'.

"No hay honor" 

Según The Financial Times, los prestamistas de Archegos —entre ellos los bancos estadounidenses Goldman Sachs y Morgan Stanley, el mayor banco de inversión japonés, Nomura, o el suizo Credit Suisse—, al principio intentaron ponerse de acuerdo sobre cómo deshacerse de las acciones de manera ordenada y así limitar las consecuencias negativas para el mercado, pero sus esfuerzos no tuvieron éxito.

Logo de Morgan Stanley en uno de sus edificios en Nueva York, el 16 de julio de 2018.Lucas Jackson / Reuters

Como resultado, los bancos comenzaron a competir sobre quién liquidaría esos activos más rápido, lo que eventualmente derrumbó el mercado. 

"La realidad es que en una liquidación forzosa, si no eres el primero en salir por la puerta, te quemarás", explicó al periódico uno de los banqueros involucrados en las negociaciones. "No hay honor entre bancos", sentenció.

Para los corredores que no se movieron lo suficientemente rápido —entre ellos Credit Suisse y Nomura— el resultado ha sido doloroso: las pérdidas del prestamista japonés podrían alcanzar los 2.000 millones de dólares, mientras que la empresa suiza enfrenta una pérdida de entre 3.000 millones y 4.000 millones de dólares, según FT.

A su vez, Goldman Sachs y Morgan Stanley lograron vender sus acciones a tiempo y no incurrieron en pérdidas significativas. 

Cnbc, Wsj, Rt, Sec, Forbes, FinancialTimes. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?