Un país sudamericano inauguró la planta solar más alta del mundo

Un país sudamericano inauguró la planta solar más alta del mundo

Se trata de un espacio creado en Bolivia, y podrá producir alrededor de 100 megavatios al sistema nacional. La planta significa un paso más para "proteger y respetar el medioambiente".

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Este miércoles un país sudamericano creó la planta solar fotovoltaica más alta del mundo. El mérito es de Bolivia, que suma una planta con capacidad de producir 100 megavatios al sistema nacional. De su inauguración participó el presidente de ese país, Luis Arce, quien resaltó la importancia de cuidar el ambiente.

La planta se ubica en la población altiplánica de Ancotanga del departamento de Oruro y cuenta con un alto número de paneles. Así fue confirmado por el ministro de Hidrocarburos y Energía, Franklin Molina, al asegurar que este parque tiene "más de 300.000 paneles fotovoltaicos emplazados en 214 hectáreas". Además, cuenta con el mérito de ser la más alta del mundo, al estar ubicada a más de 3.700 metros sobre el nivel del mar.

En tanto, el embajador de la Unión Europea en Bolivia, Michael Dóczy, que participó de la inversión, destacó la popularización de energías sustentables. "La promoción de estas energías renovables y la lucha contra el cambio climático y la protección de la Pachamama (Madre Tierra) son absoluta prioridad para la Unión Europea", señaló.

A su vez, el primer mandatario Boliviano, Luis Arce, dijo que esto es parte de un "doble desafío" que tiene su gobierno. Esto es "generar desarrollo económico" en el país luego de un complejo 2020. Y a la vez la misión de proteger y respetar el medioambiente.

De acuerdo a su testimonio, este parque significa un cambio en la producción eléctrica que hasta el momento estaba basada en las termoeléctricas a base de gas natural. De modo que con este paso, Bolivia trata de "ir cambiando a la producción de energía limpia".

La obra fue ejecutada por la estatal Empresa Nacional de Electricidad Bolivia (Ende) con recursos propios de Bolivia. También contó con un crédito de la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) de más de 68,6 millones de dólares y otros casi 14 millones donados por la Unión Europea.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?