Por la pandemia, en Florida venden sus casas de más de 1 millón de dólares

Por la pandemia, en Florida venden sus casas de más de 1 millón de dólares

Escapar del coronavirus ha llevado a que muchos busquen para vivir el calor del sur de la Florida. A la vez, provoca que los ricos quieran marcharse por la misma razón. 

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Las ventas de casas han crecido considerablemente en el sur de Estados Unidos. 

Debido a la pandemia, mucha gente busca el calor para vivir más al aire libre, lo ha provocado un boom en el sector inmobiliario. 

Sin embago, esta situación también ha llevado a que los más ricos quieran marcharse de allí, ante la actual "invasión". 

 

Así, pues, informa La Nación, "los contratos de compra en el Sur de la península se vienen disparando en casi todos los rangos de precios desde junio (momento en que se reabrió gran parte de la actividad comercial) en comparación con el año anterior, cuando no había ningún contagio del que preocuparse. Las casas son las ganadoras frente a los departamentos. Según un informe de la consultora y valuadora Miller Samuel, junto con Douglas Elliman Real Estate, el condado de Broward -distrito donde se encuentra Fort Lauderdale- tuvo un comportamiento explosivo".

Dentro del rango, las casas que valen más de un millón de dólares han visto crecer sus ventas en un 712% en el último año. 

Las casas, ahora, valen un 136,5% más que el año pasado.

"Creo que el patrón de salida de la migración desde Nueva York está cerca de su pico en este momento debido a la pandemia, la tecnología virtual y los impuestos. Una vez que se resuelva la crisis del coronavirus, Florida seguirá teniendo una ventaja fiscal, y la tecnología virtual como Zoom continuará brindando a las personas más opciones sobre dónde trabajan en relación al lugar donde viven. La pandemia simplemente aceleró estos cambios significativos", explica a La Nación Jonathan Miller, presidente de Miller Samuel Real Estate Appraisers & Consultants y responsable del estudio.

Palm Beach 

En Palm Beach, el comportamiento fue similar. La venta de casas superiores al millón de dólares en dicho condado creció un 268% en agosto comparado con el mismo mes de 2019, mientras que en departamentos y townhomes highend subió un 160%. Tomando todos los rangos de precios, en Palm Beach la venta de casas trepó un 83%, mientras los condominios un 26%. La mayoría de los compradores son ricos neoyorquinos, sumado a habitantes de otras ciudades como Boston, y Chicago.

"Hemos visto una migración increíble a Palm Beach desde las áreas de la costa Noreste y Oeste" cuenta Simon Isaacs, broker de su firma homónima que se dedica a casas de lujo en Palm Beach. Los compradores, dice, son en su mayoría familias que llegan por varias razones. "La calidad de vida es fantástica. La isla ha experimentado una gran transformación en los últimos cinco años con nuevos restaurantes provenientes de Nueva York. La edad demográfica se ha vuelto mucho más joven y ayuda el hecho de que no hay una gran cantidad de personas como en áreas densamente pobladas como Miami", aporta Isaacs.

Miami Dade 

En Miami Dade, si bien las ventas también se dispararon, el crecimiento fue más modesto: la venta de casas de siete cifras aumentó un 41% en agosto comparado con el mismo mes de 2019. Tomando todos los rangos de precios, el promedio general fue una suba de 18,5% en venta de casas, mientras que en el caso de departamentos el mercado continuó estable.

Chau New York, hola Florida

Muchos de los neoyorquinos llegaron a Florida como algo temporario, huyendo de los picos de contagios que se vivían en su lugar de origen. Con el tiempo se tornaron residentes permanentes, aún cuando Florida fue el epicentro de la pandemia a mediados de julio.

"Tenemos más demanda que el mismo mes año del año pasado. Todas las personas que tenemos ahora, en general vinieron por 15 días o un mes, y se vienen quedando hace tres o cuatro meses", explica Walter Defortuna, de Fortune International. La compañía tiene cinco edificios para alquiler temporario en Bal Harbour y Key Biscayne con 200 unidades. Están a ocupación casi completa, si bien Defortuna asegura que los ingresos son menores porque las rentas mensuales tienen precios más bajos que las semanales. La mejor ocupación se da en un momento en que incluso no hay turistas extranjeros.

Inversor argentino 

Mauro Rodríguez es un inversor argentino que vive en Fort Lauderdale. Compra propiedades, las remodela y vende, además de ser broker inmobiliario. "Pensaba que con el virus los valores iban a bajar, pero las casas a la venta desaparecen, incluso también los terrenos. Los visionarios empezaron a venir hace tres meses, gente del Norte y de California. Por día a veces tengo 8 o 10 visitas, que es una locura. Hace cinco años que estoy en esto y nunca viví esta demanda. La gente está previendo que no quiere pasar el virus encerrada en invierno tres o cuatro meses", explicó.

LaNacion. 

 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?