Informe: así se vive en el lugar más caliente de la Tierra

Informe: así se vive en el lugar más caliente de la Tierra

Este fin de semana, el Valle de la Muerte (California, EE.UU.) sufrió la que quizá sea la temperatura más alta registrada en la historia. En esa zona un puñado de habitantes subsiste como puede. Pero no son los únicos. En otro rincón del mundo hay quienes hacen lo mismo, y con mínimos recursos.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

La BBC rescata hoy la experiencia de las personas que habitan en el Valle de la Muerte, un parque nacional ubicado en California (EE.UU.). El domingo se registró en ese lugar una temperatura de 54.4 C°, lo que representa una cifra preocupante. Sobre todo para los que viven ahí.

La Organización Meteorológica Mundial dice que puede haberse tratado de la temperatura más alta detectada por fuentes confiables, y seguramente en los próximos días elevará un informe. El escenario del récord es un área seca donde hay dunas de arena y desniveles geológicos.

¿Quién puede mudarse ahí? Algunos cientos de personas, no más. Valientes que se aguantan el viento insoportable y el sol que no da tregua. Entre ellos, Brandi Stewart, que trabaja en la reserva. "Salir afuera, acá, es sentir que te choca en la cara el viento de un montón de secadores de pelo", contó la mujer a la prensa. 

La mayoría de quienes habitan la zona residen en Furnace Creek, una ciudad que se ubica en una depresión, bajo el nivel del mar y rodeada de montes. Para dormir encienden, obviamente, sus aires acondicionados.

¿Y en África?

En el improbable caso de que un etíope esté leyendo este artículo y entienda castellano, lanzará un suspiro al conocer el confort del que gozan los estadounidenses. Es que allí, en Etiopía, se encuentra otro de los puntos más tórridos del planeta: el desierto de Danakil.

Es una depresión en la que -según informan algunos voluntarios que trabajan en un hospital local- se ha llegado a registrar 58 C°. El agua es tan escasa en la zona, que algunos miembros de la tribu Afar elijen bañarse con humo. Tan precioso es el líquido transparente.

Después de las 10 de la mañana, la existencia en el desierto de Danakil se torna una prueba de fuego. La gente se ubica a la sombra, mastica una planta local -el khat- y espera a que baje el agobio. Recién después de las 19.30 la actividad retorna a los pueblos y cada quien sale a hacer sus cosas.

El desierto de Danakil. Foto: BBC.

Un poco al norte hay otra área sumamente inhóspita. Se trata de Bir Tawil, que está justo en la frontera entre Egipto y Sudán, aunque sobrevivir a su clima es tan arduo que el paraje se ha convertido en uno de los pocos puntos declarado terra nullius del mundo. Es decir que no lo reclama ningún estado. Se sabe que en medio de la desolación, hasta no hace mucho, había un pozo de agua.

Jeremiah Heaton dice ser el rey de Bir Tawil. Nadie más reclama ese territorio.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?