Dinamarca: cómo logró la vuelta a las aulas sin provocar rebrote de COVID-19

Dinamarca: cómo logró la vuelta a las aulas sin provocar rebrote de COVID-19

De manera progresiva los estudiantes daneses volvieron a las escuelas bajo estrictos protocolos de seguridad. "Aulas burbuja", higiene de manos y sanitización, fueron algunas de las medidas tomadas.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Dinamarca comenzó la reapertura gradual de primarias y jardines de infantes el 15 de abril. Se llevó a cabo bajo estrictos protocolos de seguridad para evitar contagios por COVID-19, bajo la mirada de docentes y padres. Con el paso de las semanas, las autoridades comprobaron que las estrategias funcionaron.

El método que se aplicó fue el de las "aulas burbuja", según explicó Dorte Lange, vicepresidenta del Sindicato Danés de Docentes, las autoridades establecieron que los grupos no podían superar los 10 o 12 niños y tendrían un docente asignado, evitando el contacto con otros sectores. Esto también se aplicó en los recreos, por lo que los patios fueron divididos en zonas, mientras que durante el horario escolar, el uso de los parques públicos fue exclusivo de los alumnos.

Dinamarca clases
Foto: El País

Uno de los momentos en los cuales se produce mayor aglomeración es durante la entrada y salida de los alumnos, a través de protocolos se organizó de manera que se evite las concentraciones en las puertas y las adultos tienen prohibida la entrada al establecimiento educativo. 

Con respecto a la higiene de los docentes y alumnos y la sanitización de material de trabajo y del establecimiento, las autoridades acordaron que los docentes deben limpiar el material permanentemente, los niños deben higienizarse las manos cada hora y media como mínimo y antes y después de los recreos o de ir al baño o al comedor. 

En la primera semana de mayo se detectó que el índice de contagios aumentó, pero las autoridades comprobaron que los grupos más afectados entre los menores fueron aquellos que tenían entre 13 y 19 años, es decir, aquellos que no habían vuelto a las aulas. Además, afirmaron que el incremento de los casos se debió a un cambio en la metodología de testeo y a la introducción del sistema de rastreo de contagios.

El 27 de mayo los alumnos de todos los niveles ya habían iniciado las clases en los establecimientos educativos. La distancia social fue reducida de dos a un metro, aunque se mantuvieron las restricciones de contacto entre cursos y con los adultos. 

A principios de este mes hubo un rebrote en la ciudad de Aarhus. Sin embargo, las medidas solamente fueron a nivel local, sin afectar los establecimientos educativos, que continúan con la nueva modalidad de funcionamiento.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?