Tornados de fuego: cuando el problema se vuelve pesadilla

Tornados de fuego: cuando el problema se vuelve pesadilla

¿Qué ocurre si se combina un incendio con vientos muy fuertes? El resultado es un problema fatal para todos los que estén cerca. Porque al peligro de las ráfagas se le añade el de la temperatura; por no hablar de las llamas, que suelen extenderse por el entorno. El lado menos amable de la Tierra.

MDZ Curiosas

Las imágenes muestran un incendio forestal completamente fuera de control a causa del viento. Pero no es un viento cualquiera: se trata de verdaderos tornados que viajan trasportando las llamas y haciendo que acercarse al sitio donde está el problema se transforme en una tarea de posibles consecuencias fatales.

En el centro del remolino hay un núcleo que absorbe oxígeno, lo que alimenta las llamaradas. Según algunos especialistas, el fuego puede llegar a tener hasta 30 metros de alto y uno de ancho, atrapando a cualquier animal o humano que esté cerca.

Por el desplazamiento, este tipo de combustión termina empeorando cualquier incendio que se haya producido en campo abierto. Como puede verse en las imágenes, estas manifestaciones pueden durar bastante. Algunas fuentes indican que se han verificado casos en los que los "torbellinos de fuego" duran horas.

La mecánica puede reproducirse a una escala menor "en laboratorio". Como en esta prueba, donde unos cuantos ventiladores sirven para emular los ventarrones naturales.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?