Christian Brueckner: ¿Quién es el pedófilo y violador de ancianas sospechoso del homicidio de Madeleine?

Christian Brueckner: ¿Quién es el pedófilo y violador de ancianas sospechoso del homicidio de Madeleine?

El prontuario delitictivo es de al menos de 17 delitos, entre ellos la violación en 2005 de una pensionista estadounidense de 72 años en Praia da Luz.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

El nuevo sospechoso del homicidio de Madeleine McCann es Christian Brueckner, un ciudadano alemán condenado por al menos 17 delitos, entre ellos la violación y tortura en 2005 de una turista estadounidense de 72 años en Praia da Luz, la misma localidad costera donde desapareció la niña británica.

Brueckner, el principal sospechoso de la Fiscalía de Braunschweig, fue capturado por esa violación en diciembre del año pasado en Milán, según cuenta The Daily Mail. El delincuente vivía en la calle y fue extraditado a Alemania, donde cumple la condena de siete años en una cárcel de Kiel. El hombre asaltó, ató, golpeó, torturó y violó a la pensionista norteamericana antes de desaparecer con su dinero, informa el diario Nius de España.

Fue imputado una década más tarde por un pelo con su ADN en la escena de un crimen que, según confesó, disfrutó. Y aunque en Alemania los medios se refieren a él solo como Christian B., el semanario Der Spiegel ha revelado detalles de un largo historial de abuso de menores, pero también de narcotráfico, agresión, robo, hurto y conducción sin carné y bajo los efectos del alcohol.

Historial delictivo de Brueckner

Hay que volver a 1992, el año del primer delito de Brueckner: un robo en Wurzburgo, Baviera, cuando tenía 15 años. Un poco después, en 1994, fue condenado a dos años de prisión por abusar sexualmente de un niño. Tenía 17 años y solo cumplió una parte de la condena.

Brueckner se mudó después al norte del país, donde siguió traficando drogas y robando. Ya en octubre de 2011, fue condenado a un año y nueve meses de prisión por tráfico de estupefacientes. Tras varias idas y venidas (pudo acceder a libertad condicional pero luego le fue revocada), debió ir a la cárcel. 

El semanario también releva que abusó de otro niño en 2013, por lo que fue sentenciado por el Tribunal de Braunschweig a uno año y tres meses de prisión. La condena también respondía al delito de pornografía infantil.

Más de una década entre Praia da Luz y Lagos 

Brueckner llegó a Portugal a los 18 años como mochilero. Según la información de la Fiscalía alemana, residió unos años en una casa ubicada entre Praia da Luz y Lagos, en la zona donde desapareció 'Maddie', y, según la información disponible en el marco de esta investigación, realizó varios trabajos 'extraños' en el área de Lagos, incluso en el sector de la restauración.

La investigación apunta a que se ganaba la vida cometiendo delitos, incluido el robo en complejos hoteleros y casas de vacaciones, y con el tráfico de drogas. Además de delitos sexuales como la violación de la pensionista americana.

El principal investigador alemán en la desaparición de Madeleine, Christian Hoppe, afirmó el miércoles que hubo registros del móvil de Brueckner cerca del lugar en el momento de la desaparición. En rigor, la policía reveló que el sospechoso recibió una llamada de media hora a su teléfono portugués, una hora antes de que la niña fuera secuestrada en el apartamento de vacaciones donde se alojaba con sus padres, Kate y Gerry McCann, y sus pequeños hermanos gemelos. 

Scotland Yard, en tanto, señaló que un hombre con el pelo corto y de color claro fue visto acechando cerca del apartamento en cuestión el día que desapareció la niña. Vinculado inicialmente al crimen, Brueckner salió de la lista de sospechosos.

Los dos vehículos de Brueckner y la conversación con un amigo

Sin embargo, la investigación británica de la desaparición de a niña le ha vinculado por dos vehículos que el sospechoso podría haber utilizado cuando ocurrieron los hechos. Uno es a autocaravana VW T3 Westfalia, con placa de registro portuguesa, que usó el 3 de mayo de 2007, día de la desaparición de la niña, pero en la que estuvo viviendo desde al menos abril de 2007 hasta después de mayo de ese año.

El segundo vehículo es un Jaguar británico de 1993, modelo XJR 6, con matrícula alemana y registrado en Alemania, registrado originalmente a nombre del sospechoso pero cambiado a nombre de otra persona un día después de la desaparición, aunque la Policía británica sospecha que todavía estaba en Portugal.

En todo caso, Brueckner volvió a Alemania poco después de la desaparición, donde entró y salió de la cárcel varias veces por distintos delitos. Según relata The Daily Mail, al ver las imágenes de la niña en la televisión por el décimo aniversario de su desaparición, le dijo al amigo con el que estaba que "sabía todo", además de mostrarle el video de una violación. No está claro si el amigo acudió a la policía.

En junio de 2017, intenta regresar a Portugal pero es extraditado a Alemania por la violación del niño. Cumple la condena y vive en la calle.

'Un chivo expiatorio', según el investigador portugués

Sin embargo, para el investigador portugués Gonçalo Amaral, quien estuvo a cargo de las pesquisas de la policía lusa, Brueckner sería sencillamente "un chivo expiatorio". Lo llamativo es que no lo dijo ahora, sino el año pasado, en una entrevista con el periodista australiano Mark Saunokonoko que recuerda el diario de noticias portugués.

Según Amaral, la policía británica estaría "preparándose para terminar la investigación, con un pedófilo alemán que ahora está en prisión". "Probablemente será el chivo expiatorio", agregó el agente, que anticipó, al menos en la identidad del sospechoso, el nuevo giro que ha tomado el caso de la desaparición de Madeleine. 

Amaral se remite a que el alemán ya fue desestimado como sospechoso, además de la falta de pruebas en la autocaravana. "La autocaravana en la que vivía fue llevada a Alemania para hacer pruebas, pero no se encontró nada", dijo el agente, cuya línea de investigación señaló a los padres de la niña como sospechosos. Fuente: Nius

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?