Una capital latinoamericana declaró el "estado de calamidad" por el coronavirus

Una capital latinoamericana declaró el "estado de calamidad" por el coronavirus

Brasilia, la capital de Brasil, declaró hoy el 'estado de calamidad pública' debido a una explosión de nuevos casos de coronavirus tras aplicar nuevas medidas de flexibilización económica en mayo.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Brasilia, la capital de Brasil, declaró hoy el 'estado de calamidad pública' debido a una explosión de nuevos casos de coronavirus tras aplicar nuevas medidas de flexibilización económica en mayo, en un movimiento que contrasta con las medidas adoptadas en ciudades más grandes y complicadas por la pandemia, como Sao Paulo y Río de Janeiro.

El decreto del gobernador Ibanés Rocha, del Movimiento de la Democracia Brasileña (centroderecha), tiene que ver con las capacidades de endeudarse y de recibir fondos del gobierno central de Jair Bolsonaro, pero también tiene razones médicas debido al avance de los contagios de las últimas semanas.

Con poco más de 2,5 millones de habitantes, se registraron 501 muertes y 44.905 casos, siendo que la última semana se disparó a casi el 80% la ocupación en los hospitales privados.

El Ministerio de Salud y las secretarías estaduales, enfrentadas desde el inicio de la pandemia por las diferencias de abordaje de Bolsonaro y los gobernadores, coinciden en que actualmente la pandemia está brotando en los interiores de los estados y no sólo en las urbes.

El estado de Sao Paulo, el principal foco de la COVID-19 en Brasil, registró la semana que pasó 144 muertes menos en relación a la anterior pero mantiene bloqueadas las actividades en siete ciudades del interior, como Ribeirao Preto y Marilia. Al contrario, prepara el regreso a clases presenciales con apenas el 35% de ocupación de aulas para el 8 de septiembre y para el próximo lunes la reapertura de los bares y restaurantes.

Brasil superó los 57.000 fallecidos el domingo, cuando se jugó la segunda jornada del campeonato carioca en Río de Janeiro, con protesta de los jugadores del Botafogo que golearon a Cabofriense.

Con la reducción de fallecidos en la ciudad maravillosa, el alcalde Marcelo Crivella anunció que el 10 de julio se permitirá público en los estadios, pero al 40 por ciento de su capacidad, una medida calificada de "genocida" por varios dirigentes que se oponen a esta jugada del bolsonarista jefe municipal y la dirigencia de Flamengo, el club más poderoso del país.

En el marco nacional, el Tribunal de Cuentas de la Unión denunció fraude en el auxilio de emergencia para más de 57 millones de brasileños pagados por el gobierno federal: tres cuotas de 120 dólares para los trabajadores informales, los más afectados por la pandemia.

En ese marco, también destaca la noticia de que más de 620.000 personas recibieron en forma fraudulenta el auxilio de emergencia que aprobó el Congreso y otorga el gobierno federal de 120 dólares mensuales destinados a los trabajadores informales que no tuvieron cómo sustentarse en la pandemia, según denunció TV Globo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?