Brasil: La minería ilegal del oro pone en riesgo a una importante etnia indígena

Brasil: La minería ilegal del oro pone en riesgo a una importante etnia indígena

Reuters accedió a imágenes satelitales de la reserva de los yanomamis y comprobó que la actividad minera ilegal aumentó 20 veces en los últimos cinco años.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Brasil es epicentro mundial de la pandemia por el coronavirus, junto a Estados Unidos. 

Ahora, la noticia asegura que la búsqueda ilegal de oro en la Amazonía brasileña ha puesto en peligro a la etnia indígena yanomami, que habita en zonas fronterizas de Brasil y Venezuela. 

Rica en recursos naturales, la región situada en los estados brasileños de Roraima y Amazonas ha atraído a unos 20.000 extractores ilegales de minerales que atentan contra la población yanomami, una etnia indígena que se ha aislado del mundo exterior. 

La agencia Reuters accedió a imágenes satelitales de la reserva de los yanomamis, a lo largo de los ríos Uraricoera y Mucajaí, y comprobó que la actividad minera ilegal aumentó 20 veces en los últimos cinco años.

Una comunidad indígena Yanomami, en la Amazonía, 18 de abril de 2016.

"Las áreas mineras cubren unos ocho kilómetros cuadrados, el equivalente a más de 1.000 campos de fútbol", refiere la investigación. 

El crecido número de extractores ilegales de oro y otros minerales ha tenido consecuencias devastadoras para el territorio de los yanomamis, en donde habitan unos 26.000 indígenas. 

Los invasores, que talan ilegalmente los árboles o se apropian de los recursos minerales, han provocado la destrucción de los bosques y la contaminación de los ríos, e incluso han llevado enfermedades a estas comunidades indígenas aisladas, como ocurrió con un adolescente de 15 años de la etnia, que murió a mediados de abril en el hospital de Boa Vista, capital del estado de Roraima, después de haber sido contagiado por buscadores ilegales de oro, según la Asociación Hutukara Yanomami (HAY). 

Un grupo de investigadores y antropólogos, consultados por Reuters, estimó en 160 los casos confirmados de coronavirus en la comunidad yanomami, con un saldo de cinco muertos por esta enfermedad. Por su parte, la Secretaría Especial de Salud Indígena (SESAI) del Ministerio de Salud estimó que hay 3.345 contagios y 107 decesos entre la población aborigen del país suramericano. 

A principios de mayo, la Articulación de los Pueblos Indígenas (APIB) criticó la "negligencia y omisión de las autoridades públicas a nivel federal, estadal y municipal" para atender a estas poblaciones en medio de la pandemia. 

RT

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?