Vida o muerte: la dura elección en un hospital en Italia

Vida o muerte: la dura elección en un hospital en Italia

Ubicada en el corazón de la región de Lombardía, Brescia experimentó el mayor aumento diario en el número de casos en 24 horas a comparación con el resto del país: 382 nuevos casos que elevaron el número total de infectados a 3.300 en una ciudad que no llega a los 200.000 habitantes.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Llegó el momento de escoger a quién salvar. En la unidad de cuidados intensivos de Brescia, una de las ciudades del norte de Italia más afectadas por la pandemia de coronavirus, el personal médico está haciendo todo lo posible para atender a todos los pacientes.

Ubicada en el corazón de la región de Lombardía, Brescia experimentó el mayor aumento diario en el número de casos en 24 horas a comparación con el resto del país: 382 nuevos casos que elevaron el número total de infectados a 3.300 en una ciudad que no llega a los 200.000 habitantes.

"Nuestra instalación ahora albergan a más de 300 pacientes con coronavirus, 51 de los cuales están en cuidados intensivos", dijo a la agencia de noticias AFP Alessandro Triboldi, director del Hospital Poliambulanza, mientras los médicos exhaustos revisaban los signos vitales de los pacientes.

Las enfermeras camina rápida y silenciosamente por los pasillos con equipos de protección, cubiertas casi de la cabeza a los pies, mientras las máquinas emiten pitidos de dos o tres tonos mientras el personal ayuda a los pacientes recién llegados, envueltos en láminas y mantas de emergencia. Los más enfermos yacen intubados y le son suministrados sus medicamentos directamente en sus venas, sus torsos y piernas desnudas.

"Hay personas que vienen de casa a la sala de emergencias y ya se encuentran en condiciones muy graves", dijo Giuseppe Natalini, jefe de cuidados intensivos del hospital. "No pueden respirar y no tienen oxígeno en la sangre, por lo que deben ser tratados rápidamente, añadió.

La epidemia de coronavirus comenzó en la región italiana de Lombardía, donde más de 16,000 personas están actualmente infectadas y unas 1,640 personas han muerto. Si bien la cercana Bérgamo tiene el mayor número de casos, el virus parece propagarse más rápido en Brescia, por lo que esta ciudad está en alerta máxima.

El Poliambulanza atiende a personas de todas las edades, pero "los ancianos y las personas con afecciones preexistentes son los que se enferman gravemente. Puede que ellos no se salven", advirtió el jefe del departamento de medicina Tony Sabatini.

Mientras las ambulancias se detienen afuera y las sirenas suenan, el gran número de pacientes obliga a los médicos a decidir qué casos vale la pena seguir. "A veces hay que sopesar las posibilidades de éxito frente a la condición del paciente", dijo el jefe de A&E, Paolo Terragnoli, con sus gafas protectoras de plástico en la frente y la cabeza inclinada. "Tratamos de hacer lo mejor para todos, mientras hacemos algo extra para aquellos que tienen mejores oportunidades", recitó.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?