Entre Pfizer, Moderna y AstraZeneca: ¿cuál es la mejor vacuna?

Entre Pfizer, Moderna y AstraZeneca: ¿cuál es la mejor vacuna?

Las vacunas de Pfizer/BioNtech, Moderna y Oxford/AstraZeneca son las tres primeras que van a llegar a los ciudadanos europeos. Sin embargo, entre ellas hay diferencias sustanciales, desde su composición a su eficacia, pasando por su precio y dificultad de conservación y distribución.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Veamos cuáles son las ventajas e inconvenientes de cada una de ellas, según considera la agencia europea Euronews. 

Tecnología ARN mensajero frente a otra más tradicional 

Tanto la vacuna de Pfizer como la de Moderna utilizan la innovadora tecnología del ARN mensajero. Esta tecnología consiste, en pocas palabras, en enseñar a nuestras células cómo producir una proteína, que es la que hace reaccionar al sistema inmunitario.

La vacuna de AstraZeneca utiliza una técnica más tradicional, pues se ha fabricado usando una versión atenuada del virus que provoca el resfriado común de los chimpancés. Ese virus ha sido alterado genéticamente con un gen de una proteína del coronavirus para provocar la reacción inmune del organismo. 

Pfizer y Moderna, más eficaces 

En cuanto a la eficacia, las de Pfizer y Moderna alcanzan cifras de inmunización de alrededor del 95 %, mientras la de AstraZeneca es de poco más del 70 %, aunque puede llegar al 90% en determinadas condiciones.

AstraZeneca, mucho más barata y más fácil de conservar 

Sin embargo, el precio inclina la balanza del lado de la de AstraZeneca, pues las de Pfizer y Moderna son mucho más caras: pueden costar hasta 31 euros por dosis, teniendo en cuenta que se necesitan dos por persona.

El frío extremo que estorba a la vacuna de Pfizer 

Las condiciones de almacenamiento, transporte y manipulación también benefician a la vacuna AstraZeneca, ya que puede sobrevivir durante 6 meses en un refrigerador estándar.

El gran incoveniente de la de Pfizer es que necesita una cadena de frío extremo, con temperaturas entre 70 y 80 grados bajo cero. La de Moderna puede permanecer estable durante 30 días a una temperatura de entre dos y ocho grados, aunque para períodos más largos tendrá que ser congelada a 20 grados bajo cero.

La Unión Europea ya ha comprado decenas de millones de estas vacunas y está trabajando en el reto de su distribución, pero no son las únicas, pues pisándoles los talones surgen las de Johnson & Johnson, Sanofi, así como las vacunas china y rusa.

Euronews, Youtube. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?