Descubren restaurante de "fast food" de 2000 años en Pompeya

Descubren restaurante de "fast food" de 2000 años en Pompeya

En 2019 se encontró un mostrador insólitamente conservado que permaneció oculto por las cenizas volcánicas durante casi dos milenios. Los "termopolios" eran el equivalente a las actuales locales de comida rápida. Las fotos revelan el costado cotidiano y hedonista de los antiguos romanos.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Un equipo de arqueólogos que trabaja en las ruinas de la ciudad romana de Pompeya dio a conocer recientemente un descubrimiento tan simpático como sorprendente. Se trata de un termopolio (thermopolium), especie de local de "fast-food" que fue rescatado entre las cenizas que cubrieron a la urbe ubicada en Campania allá por el año 79 de nuestra era

El mostrador había sido parcialmente desenterrado en 2019, y desde entonces se trabajó para preservar todo el sitio lo mejor posible. El último plato se sirvió allí hace casi dos milenios. Pero al quedar a la vista el decorado, la sensación es que los clientes se hubiesen ido hace solo un rato.

Se calcula que solo en Pompeya había por lo menos 80 comercios como este, que estaba ubicado en un barrio muy concurrido, en el cruce de las calles de las Bodas de Plata y la de Los Balcones. Es la primera vez que se desentierra un restaurante completo de esta época. 

Huellas

Junto con un fresco también descubierto antes, que representa a una nereida (ninfa marina) montada sobre un caballo, los investigadores hallaron, pintados en colores brillantes, animales, sobre todo aves de corral, como gallinas y ánades reales.

Los científicos encontraron también en los huecos de la mesa restos alimenticios que podrían aportar valiosa información sobre las costumbres gastronómicas en Pompeya en la época en que hizo erupción el Vesubio, enterrando bajo lava y polvo a la que fuera una de las ciudades más prósperas del Imperium.

Los dibujos se han conservado. Foto: @carmen_caesaris

Por otro lado, se recuperó un fragmento de hueso de pato, restos de cerdo, cabra, pescado y caracoles en recipientes de barro, ingredientes que eran cocinados juntos como si se tratara de una paella. En el fondo de un recipiente se hallaron alubias machacadas, que se utilizaban para modificar el sabor al vino.

Un hombre mayor se quedó a pesar de la erupción volcánica y murió allí. También se halló lo que parecen ser los restos de un ladrón hambriento: tenía la tapa de una olla en la mano. 

"Además de tratarse de un testimonio de la vida diaria en Pompeya, las posibilidades de analizar este termopolio son excepcionales, puesto que por primera vez ha sido desenterrado todo un conjunto completo", dijo Massimo Osanna, director general del Parque arqueológico de Pompeya, en un comunicado.

Foto: @carmen_caesaris

"El termopolio da la impresión de haber sido cerrado y abandonado apresuradamente por sus propietarios, aunque es posible que alguien, quizás el hombre más viejo, se haya quedado y falleciera durante la primera etapa de la erupción, al derrumbarse el desván", explicó Osanna en una entrevista a la agencia de noticias Ansa.

Otro esqueleto podría ser el de un ladrón o algún fugitivo hambriento, que fue "sorprendido por los vapores ardientes sosteniendo en una mano la tapa del recipiente que acababa de abrir", añadió.

Otra ilustración del restaurante. Foto: @carmen_caesaris

La ciudad es el segundo lugar más visitado de Italia tras el Coliseo romano, con casi cuatro millones de turistas en 2019. Hasta ahora, solamente un tercio del sitio, que se extiende en la actualidad sobre unas 44 hectáreas no lejos de Nápoles, ha sido desenterrado por los arqueólogos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?