Los echan de un club nocturno por no usar barbijo y abren fuego con un fusil AK-47

Los echan de un club nocturno por no usar barbijo y abren fuego con un fusil AK-47

La Policía local ha descrito el incidente como el más extremo jamás producido por una mascarilla en esa ciudad californiana.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Tres personas han sido arrestadas por atacar un club nocturno con un fusil de asalto, hecho en el que resultaron heridas cuatro personas en Anaheim (California, EE.UU.)

Todo comenzó cuando un grupo de amigos fue expulsado la noche de Halloween del club de 'striptease' Sahara Theater debido a su negativa de acatar las medidas sanitarias que exigen usar barbijo.

Los jóvenes, de entre 20 y 34 años, regresaron momentos más tarde en auto con un AK-47 y realizaron 15 disparos contra la fachada del local, dejando a cuatro personas con heridas leves a moderadas. 

La Policía local describió el hecho como el más extremo que haya ocurrido en la ciudad por una mascarilla. 

Finalmente, este lunes Edgar Nava-Ayala, de 34 años, y Daniel Juvenal Ocampo, de 22, fueron acusados de tres cargos de intento de asesinato premeditado, tres cargos de asalto con un arma de asalto, y un cargo por disparar a un edificio ocupado. El tercer joven, Juan José Acosta-Soto, de 20 años, fue acusado de tres delitos de asalto con un arma de asalto y el delito de disparar contra un edificio ocupado. 

Los tres se declararon no culpables, según comunicó la Fiscalía del condado de Orange.

De ser probada su culpabilidad en todos los delitos imputados, los dos primeros podrían enfrentar hasta una cadena perpetua. Acosta-Soto, por su parte, podría pasar más de 17 años entre rejas. 

"Es un verdadero milagro que nadie haya muerto" 

"Es un verdadero milagro que nadie haya muerto", comentó a The Washngton Post el sargento de Policía Shane Carringer, quien precisó que más de 30 personas se encontraban dentro del club cuando los atacantes lanzaron lo que se cree que fue un tiroteo indiscriminado.

La Policía trabajó durante seis semanas "sin descanso, según el policía, para rastrear a los tres acusados antes de arrestarlos el jueves pasado en diferentes lugares. Ninguno de ellos tenía un historial serio antes del ataque.

Para cada uno de los imputados se ha impuesto una fianza de 5 millones de dólares. 

The Washngton Post, Rt. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?