Sigue el escándalo en la familia real española: ¿qué pasó con la princesa Leonor?

Sigue el escándalo en la familia real española: ¿qué pasó con la princesa Leonor?

Con 15 años de edad, la Princesa de Asturias es la primera en la línea de sucesión al trono de España.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

La herencia de Juan Carlos I sigue generando polémica en España. Primero fue Felipe VI, el actual rey, quien comunicó su renuncia a la misma. Meses después de esto, ahora es su hija Leonor de Borbón y Ortiz quien dio a entender que tampoco pretende hacerse acreedora de una fortuna mal habida.

La herencia de Juan Carlos, una polémica que se mantiene vigente en España

El de 2020 es, sin dudas, un año bastante movilizado para la realeza española. Hacia marzo, cuando la pandemia de coronavirus concretaba su propagación por todo el mundo, se dio la que sería la primera noticia drástica de la temporada: Felipe VI anunció su renuncia personal a la herencia de su padre, el rey emérito Juan Carlos.

En aquella ocasión, a través de un comunicado dio a conocer su rechazo a "cualquier activo, inversión o estructura financiera cuyo origen, características o finalidad puedan no estar en consonancia con la legalidad o con los criterios de rectitud e integridad que rigen su actividad institucional y privada y que deben informar la actividad de la Corona”.

El hecho de que el rey Felipe VI no acepte la herencia real en cuestión no significa que la misma desaparezca. Por lo contrario, pasa a corresponder a la descendencia de éste, es decir, a la princesa Leonor y a la infanta Sofía, las dos hijas que Felipe tiene con Letizia, la reina consorte.

¿Cuál es la decisión que tomó la princesa Leonor acerca de la herencia de su abuelo?

Fue la mayor de las dos la que suscitó la polémica que ahora tiene lugar en España. De acuerdo con lo trascendido, su intención sería la de seguir los pasos de su padre y no hacer uso de la fortuna de Juan Carlos.

Teniendo en cuenta que la heredera al trono tiene apenas 15 años, queda la duda de si la decisión la toma efectivamente ella por cuenta propia, o si más bien se encuentra influenciada por la opinión de su padre y del entorno de la familia real española.

Todo da a entender que se trata, en definitiva, de una decisión más bien política, y que el objetivo sería desligar a la corona española de todos los escándalos financieros que giran en torno a la figura del rey emérito.

En la actualidad, la realeza española no goza del prestigio que la caracterizaba. Su imagen se encuentra comprometida y parecería ser que los conflictos lejos están de cesar. Habrá que esperar para ver cómo continúa esta historia.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?