La peseta no ha muerto: una salida creativa contra el hambre en España

La peseta no ha muerto: una salida creativa contra el hambre en España

Proponen un final "noble y generoso" para los 1.600 millones de euros en pesetas que quedan en España: donarlos para paliar la pobreza y el hambre existentes en ese país de Europa.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

La crisis derivada de la pandemia de coronavirus hará aumentar la pobreza en España en más de un millón de personas, según advierte Oxfam Intermón.

El banco de alimentos está atendiendo a medio millón más de personas que el año pasado y, con esta situación, la organización Peseta Solidaria ha encontrado la forma de ayudar: recoger los millones de pesetas inservibles que todavía se conservan. La antigua moneda española todavía se puede cambiar a euros y, para muchos, donarlas al banco de alimentos es su mejor despedida.

Los más jóvenes no las recuerdan, pero muchos las tienen todavía en sus hogares. Por nostalgia o por pereza, no las han cambiado. Ahora pueden volver a darles utilidad. Basta con apuntarse en la web de la ONG para poder entregarlas. Ellos las recogen casa por casa, las cambian a Euros y las donan al Banco de Alimentos.

"A pesar de la crisis, quieren dar algo para los demás, y tal vez no tienen euros, pero tienen pesetas", Laura Blanco, f undadora de 'Peseta Solidaria' 

Acompañándolos en esas recogidas, comprobamos la buena acogida de la iniciativa entre los donantes. “Es una cosa que no sabes qué hacer con ella y, bueno… que por lo menos sirva”, dice una mujer entregando una caja con varias monedas antiguas.

Para la fundadora de la ONG, Laura Blanco, es una forma de darle “un final noble y generoso a la peseta”, que permite que unos españoles ayuden a otros en este momento de necesidad. “A pesar de la crisis, quieren dar algo para los demás, y tal vez no tienen euros, pero tienen pesetas, y es una manera de ayudar", dice.

Desde que lanzaron el proyecto han encontrado todo tipo de donantes, siempre amables y generosos, insiste Laura. "Desde una señora que vive en Getafe que tenía una colección de billetes que le había dejado su hermana para sus hijos a un señor que escuchó la noticia, pero no tiene Internet ni mail ni nada, llamó al Banco de Alimentos y dijo tengo ocho kilos de rubias, y las quiero donar”.

Según cifras oficiales, todavía quedan 1.602 millones de euros en pesetas en las casas de los españoles, por eso el Gobierno ha ampliado el plazo que había para cambiarlas a euros que vencía a finales de este año. Lo ha extendido hasta septiembre de 2021, algo que celebra ‘Peseta Solidaria’, porque les va a dar más tiempo para desarrollar su iniciativa.

El banco de alimentos atiende a un 40% más de gente que el año pasado 

Su objetivo es llegar a los 12 millones de euros, una ayuda muy necesaria para el banco de alimentos, que ha visto crecer su demanda un 40% este año debido a la crisis que ha generado la pandemia de COVID-19.

El perfil de quienes necesitan ayuda también ha cambiado. “Es gente que trabaja y está en pobreza, que todavía es una situación peor, porque tienen sueldos tan pequeños que no llegan a fin de mes", explica Mila Benito, directora de márketing del Banco de Alimentos de Madrid.

"Varias veces he cogido el teléfono a gente que me ha dicho que antes era voluntaria en el banco de alimentos y ayudaban ellas, y ahora llaman porque necesitan ellas la ayuda. Y hay un problema añadido que es que veníamos de la crisis de 2008, entonces no había ahorros en las familias”, lamenta.

Ya antes de la pandemia había solo en Madrid 350.000 personas en situación de pobreza. Con esta nueva crisis, desde el Banco de Alimentos temen que la verdadera mala situación llegue en enero. 

Euronews, Dw, Youtube. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?