¿Dónde queda Kosovo? El país del que todo el mundo está hablando

¿Dónde queda Kosovo? El país del que todo el mundo está hablando

Se vive una gran revolución en el segundo país más nuevo del mundo y aún así es un lugar ideal para visitar.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Las últimas noticias de la Renuncia de Thaci, presidente de Kosovo, acusado de crímenes de guerra tras confirmarse los delitos que se habrían cometido durante la contienda contra Serbia, causaron estruendos en toda la agenda mediática y pusieron a este país en el foco de interés.

El país del que todo el mundo está hablando es Kosovo, una región serbia de aproximadamente 2 millones de habitantes.

El 99% son albaneses y el 6% son serbios. Es considerado un país que se encuentra mucho mejor establecido económica y geográficamente de lo que se pueda imaginar.

Se encuentra ubicado en pleno corazón de los Balcanes muy cercano a Serbia, Montenegro y Macedonia. En los últimos años, todos estos países fueron creciendo económicamente y geográficamente, convirtiéndose lugares ideales para viajar.

Sin embargo, existen muchas dudas y ciertos mitos referentes a Kosovo. Sobre todo en cuanto a dónde queda ubicado en el mapa, la inseguridad que allí sucede y peligrosidad de algunas zonas.

 

¿Cómo es el país del que todo el mundo habla?

Kosovo no está reconocido por todos los países. Sin embargo, quienes sí le dan importancia son Canadá, Estados Unidos y los países miembros de la Unión Europea. Cabe destacar que España también lo reconoce como un país soberano e independiente.

Tanto los españoles como cualquier ciudadano de la Unión Europea pueden ingresar al país con solo el DNI. Sin embargo, se recomienda llevar el pasaporte por si surgen problemas con la policía serbia.

Desde que en el 2008 se declaró independiente de Serbia, Kosovo utiliza el euro como moneda. No emite billetes propios ni tiene muchos establecimientos donde acepten tarjeta de crédito.

En general, toda la zona de los Balcanes es muy económica para los viajeros que la visitan. Ir a comer a un restaurante de cierto nivel medio en el centro no cuesta más de 4 o 6 euros.

En cuanto a la seguridad, Kosovo, como muchos otros territorios, carga con muchos mitos y leyendas.

Lo cierto es que es un país muy pobre, pero que está levantándose y eso no habilita a que los turistas teman por su inseguridad. Al contrario, cuando los albaneses ven a los extranjeros llegar se ponen muy contentos.

Es un país que cuenta con una gran oferta hotelera. Desde alojamientos de lujo a hostales para los mochileros, todos repartidos por la capital de Pristina.

A Kosovo se puede llegar desde Serbia, Macedonia o Albania. Se puede viajar en bus o en tren para conectar con los países vecinos y conocer mucho más.

Al no ser reconocido como nación no tiene embajada ni consulado. Para quienes desean visitar Kosovo y tienen algún tipo de problema en el que se necesite ir a la embajada española, se puede acudir a la embajada francesa en Pristina.

Pese a que todavía muchos países no lo reconocen como una nación independiente realmente lo es, como también, uno de los pocos países del Viejo Continente que más jóvenes tiene.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?