Insólito: un hombre se lleva de la guardería a la niña equivocada

Insólito: un hombre se lleva de la guardería a la niña equivocada

El hombre asegura que no notó la diferencia porque llevaba dos años sin ver a su hija, a causa de problemas judiciales con su madre. La policía investiga por qué el centro no comprobó la identidad del adulto antes de entregar a la menor.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Cuando los padres de Amelia fueron a recoger a su hija a su escuela infantil de Calella (Cataluña, España), se llevaron el susto de sus vidas: el centro les informó que la niña, de tres años, ya no estaba allí, que un hombre que se presentó como su padre se la había llevado unos minutos antes. 

Una profesora suplente había entregado la menor a este misterioso sujeto, al parecer sin comprobar su identidad. 

A partir de ese momento se puso en marcha un dispositivo de búsqueda policial que mantuvo a los padres en vilo durante tres largas horas, al cabo de las cuales la niña fue hallada sana y salva en el coche del hombre que se la había llevado, en la localidad de Tordera, a unos 14 kilómetros de distancia. 

Un video difundido en Twitter recoge el momento en que los padres reciben la noticia de que la menor ha sido localizada:

"Está muy cambiada" 

Lo más surrealista, sin embargo, sucede a continuación: el hombre explica a los Mossos d'Esquadra (policía regional de Cataluña) que creía que la niña era su hija, que también se llama Amelia, y que no se había percatado del error porque hacía dos años que la veía, a causa de los problemas judiciales que tiene con la madre. 

En declaraciones al canal La Sexta, el hombre explica lo ocurrido de manera sencilla: "Tomé la cría y me fui", relata, indicando a continuación que ha pedido disculpas a la familia. 

Por lo demás, cuenta que pasó con la que creía que era su hija una tarde sin complicaciones: "Estuve jugando con ella, le di de merendar, pues lo normal". A pesar de ello, también reconoce que su otra hija sí notó algo raro: "Me dijo 'está muy cambiada'". Los agentes pudieron localizar a Amelia gracias a la imágenes captadas por las cámaras de seguridad y a la difusión de la fotografía de la menor en las redes sociales. 

La investigación, no obstante, sigue en curso para determinar si realmente se trató de una confusión o de un intento de secuestro. También se investiga por qué el centro no comprobó debidamente la identidad del adulto antes de entregar a la menor. 

La Sexta, Rt, Twitter. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?