Apuñalaron 27 veces a un guardia de seguridad por pedirles usar barbijo

Apuñalaron 27 veces a un guardia de seguridad por pedirles usar barbijo

El uso de las “mascarillas” faciales se ha vuelto un tema politizado en Estados Unidos, y los casos de violencia por parte de los reticentes no son aislados. En esta ocasión dos hermanas lo llevaron muy lejos.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

El 25 de octubre pasado dos hermanas sostuvieron un enfrentamiento verbal con un guardia de seguridad en un local de zapatos. El hecho violento se desato luego de que este les pidiera que usaran barbijo para ingresar; en un primer momento intercambiaron palabras de manera acalorada ante la resistencia de ambas hermanas a cubrirse sus bocas.

Las hermanas Hill, Jayla (18) y Jessica (21) se negaron a entrar a la tienda de calzados con barbijo luego de que un integrante del personal de seguridad se lo pidiera. En un primer momento se trató de una discusión acalorada, que incluso la hermana menor Jayla intentó grabar con su teléfono celular.

Nadie tenía indicios para pensar en el extremadamente violento hecho que seguiría a continuación, cuando Jessica sacó un cuchillo de entre su ropaje y apuñalo repetidas veces al guardia por la espalda. En total le asestó 27 puñaladas repartidas entre su espalda, brazos y su cuello. A la par que una lo apuñalaba la otra lo sostenía por la cabellera para inmovilizarlo.

Ante la sorpresa de todos los presentes, otro oficial de seguridad y un empleado del local intentaron quitar a las mujeres de encima del guardia. Antes de estos pudieran poner en resguardo al herido, ambas le propinaron varios puntapiés en la cabeza mientras este yacía en el piso.

Ambas hermanas pudieron ser retenidas en el interior de la tienda hasta que la policía arribó al lugar para llevarlas detenidas. Tanto la víctima de las agresiones como las  hermanas que perpetuaron la agresión tuvieron que ser llevadas al hospital, afortunadamente el guardia se encontraba estable y no necesito ser operado de urgencia.

Una gerente  de una tienda aledaña dijo que la resistencia a usar barbijo por parte de los clientes es bastante común y en varias ocasiones han debido llamar a la policía. Y agregó aludiendo a estos escenarios: “Simplemente tenemos que trabajar juntos, pero si no lo hacemos, nos volverán a encerrar y nos quedaremos sin trabajo otros cuatro meses”

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?