Una ciudad británica se opone a cerrar actividades como ordenó Johnson

Una ciudad británica se opone a cerrar actividades como ordenó Johnson

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha impuesto este martes el nivel máximo de alerta por la pandemia de coronavirus en la ciudad de Mánchester, lo que implica mayores restricciones de circulación y actividades en esa urbe de 2,8 millones de personas, pese a la férrea oposición local.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha impuesto este martes el nivel máximo de alerta por la pandemia de coronavirus en la ciudad de Mánchester, lo que implica mayores restricciones de circulación y actividades en esa urbe de 2,8 millones de personas, pese a la férrea oposición del alcalde local Andy Burham.

La decisión de Johnson, que entrará en vigor este viernes, implica que los pubs y bares que no puedan operar como restaurantes tendrán que cerrar, mientras que los negocios que sí puedan seguir funcionando tendrán que atenerse al toque de queda nacional, que comienza a las 22 horas. 

Además, se han restringido sustancialmente las reuniones sociales y las personas no podrán reunirse con amigos y familiares en interiores, en jardines privados y en gran parte de los espacios públicos, a menos que sean parte del mismo hogar o burbuja. En cambio, sí podrán celebrarse reuniones con amigos y familiares no convivientes o que no pertenezcan a la misma burbuja en grupos de máximo seis personas en parques, playas, jardines públicos o instalaciones deportivas, informó la agencia de noticias Dpa.

Johnson avisó el viernes de que podría imponer un nuevo confinamiento en la ciudad, ubicada en el noreste de Inglaterra, a menos que lograra disminuir su cifra de nuevos contagios por la covid-19, pese a las disputas que el gobierno central británico ha mantenido con Burham, que se negaba a permitir que la zona volviera a estar bajo estrictas restricciones.

Así, Burham acusó al Gobierno británico de fracasar a la hora de dar un apoyo financiero suficiente para los negocios y comercios de la ciudad. Sin embargo, Johnson le pidió reconsiderar su postura y tomar medidas constructivas. En este sentido, el 'premier' británico se ha negado a confirmar si la oferta de 60 millones de libras para apoyar económicamente a la región permanece sobre la mesa y, en su lugar, no ha puntualizado qué cantidad obtendría la región.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?