Qué hacen los candidatos para quedarse con el voto TikTok

Qué hacen los candidatos para quedarse con el voto TikTok

A través de videos de TikTok, anuncios de programas específicos y convocatorias en espacios públicos, las fuerzas políticas muestran un claro interés en captar el voto joven. Este segmento entre 16 y 29 años se torna especialmente "apetecible" porque tiene un 30% de indecisos.

Victoria Chales

Victoria Chales

En los últimos días la campaña electoral mostró las estrategias que cada fuerza política tiene de cara al voto joven. La convocatoria de Javier Milei en Palermo, el discurso de Alberto Fernández en Tecnópolis y el video de TikTok de María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta son algunas pistas de un segmento que todos los partidos quieren y en el que ninguno se consolida: los jóvenes entre 16 y 29 años. Lo "apetecible" de esta porción del electorado es que hay un 30% de indecisos.

En No cantes victoria, por MDZ Radio, le dedicamos un espacio a estudiar el electorado. En esta oportunidad se abrió diálogo con Julio Burdman, analista político y director del Observatorio Electoral Consultores. En principio cabe destacar que "a nivel nacional hoy están indecisos el 11% de los argentinos. En la franja de votantes entre 16 y 29 años la indefinición asciende al 30%".

Antes los adolescentes y veinteañeros consagraban su apoyo al entonces Frente para la Victoria (FpV) con claridad. En opinión de Burdman "la novedad es que el kirchnerismo o el Frente de Todos perdió adherencia en este segmento que en los últimos años venía acompañando masivamente al Frente para la Victoria. Mientras que el voto por Cambiemos, actual Juntos por el Cambio estaba más concentrado en los mayores de 50 o 60 años". Sin embargo actualmente "sucede que la población más joven es la más afectada por la crisis económica y por las restricciones en la pandemia y, a su vez, constituye el segmento que ve menos perspectiva de futuro en un país que tiene ya entre siete y ocho años de crisis económica por lo que hoy está con un nivel de indecisión muy alto".

Por otra parte, se da la presentación formal de Javier Milei como precandidato a diputado nacional por el partido Avanza Libertad en plaza Holanda que convocó miles de personas mayormente jóvenes. Aunque no se trata de "un asunto masivo" destacó el analista, el fenómeno es que "la tercera fuerza son los libertarios detrás de los frentes principales". Los libertarios tendrían "un 5% de intención de voto que es engañoso porque no están en todas las provincias". Por este motivo aunque ganen notoriedad por los medios de comunicación "cuando entren a votar en muchas jurisdicciones se darán cuenta que no están".

Javier Milei lanza su campaña en Plaza Holanda

Quizá el atractivo -arriesga el analista político- se encuentra en que el partido de los libertarios ofrece "algún tipo de diagnóstico de por qué la Argentina está mal". "Esto le cuesta un poco más a las fuerzas políticas tradicionales porque son ya frentes establecidos que están muy consolidados como parte de la oferta política y ambos tienen experiencia de gobierno por lo tanto les resulta más difícil explicar por qué la Argentina está tan mal hace tanto tiempo". En cambio los libertarios tienen "esa capacidad de ser los innovadores del momento y por tanto pueden ofrecer un diagnóstico que es superficial por momentos, pero efectivo".

Resulta muy llamativo la pérdida de votos del Frente de Todos en el sector más joven. Probablemente se explique "en buena medida porque llevan casi 20 años en la política y no tuvieron la capacidad de innovar en su discurso".

La Cámpora

Argentina es un país bastante politizado en comparación a otros países de la región. "Efectivamente hace diez años (el kirchnerismo) había logrado implantarse entre los más jóvenes, pero era otro país en dónde había un cierto entusiasmo con la situación económica que se respiraba en la primera década del siglo XXI. A su vez el kirchnerismo había encontrado un registro estético fuerte para dirigirse al segmento joven" ya que "se presentaba como una corriente política contrapoder, contracultural que resultaba muy atractivo para los más chicos. Las encuestas y los estudios electorales de hace diez años registraban un voto masivo hacia el kirchnerismo".

Hay otro elemento que se suma al análisis de esa "pérdida" del voto joven por parte del kirchnerismo. "Otros indicadores como los centros de estudiantes y los colegios secundarios mostraban mucha presencia de esa fuerza política. Pero luego se cortó esa cadena de incorporación. De hecho los que hoy tienen 30 años no tienen mucho espacio en las estructuras del kirchnerismo. La Cámpora ya no es más una agrupación juvenil. No hubo capacidad de sostener ese espacio durante los cuatro años de Macri, La Cámpora hoy es una especie de círculo dirigencial".

El director de Observatorio Electoral Consultores añade que "la pandemia conspiró contra la acción política en general porque no hubo reuniones o ámbitos de sociabilidad y esto también tuvo que haber afectado parte de eso que se cortó. Hoy el FdT está integrado por gente mucho más grande como Alberto Fernández que habla de Lito Nebbia hace que pierdan ese código juvenil que supo tener el espacio político en el 2010 con La Cámpora dirigida por gente de 30 años".

La dirigencia política tiene poco que ofrecer con una recuperación económica que no es menor pero que no alcanza para compensar la caída de los años anteriores. "La verdad -sentenció Burdman- es que se respira un ambiente de pesimismo muy fuerte por lo que se busca son políticas dirigidas a los más jóvenes con programas asociados a la tecnología".

Escuchá la nota completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?