Las cifras que animan a la DGE a mantener abiertas las escuelas

Las cifras que animan a la DGE a mantener abiertas las escuelas

Graciela Orelogio, subsecretaria de Educación de la DGE, habló con MDZ Radio y enumeró las cifras que provocan tranquilidad en esa cartera.

MDZ Radio

MDZ Radio

Graciela Orelogio, subsecretaria de Educación de la DGE, habló con MDZ Radio sobre las posibilidades de cerrar o no las escuelas y brindó las cifras en las que el gobierno se apoya para mantener abiertas las instituciones.  

De acuerdo a lo que explicó, en la provincia de Mendoza hay alrededor de 2.600 escuelas, lo que implica 18 mil burbujas. En ellas, hay "cierres permanentemente, van cambiando las burbujas, pero el número no se modifica" y este es de "aproximadamente el 0,7%".

Además, manifestó que según el último reporte, del viernes, "hay poco más de mil casos de docentes y estudiantes con covid". "La verdad es que podemos decir que está muy bien, porque tenemos mucha gente circulando por las escuelas", consideró.

Sobre este tema, Orelogio dijo que en realidad "los colegios no son lugar de contagio", sino que representan un ejemplo del cumplimiento de las medidas.

Consultada sobre el brote en General Alvear que provocó el cierre de varias instituciones, la funcionaria explicó que se trata de colegios del centro. "Algunos están cerrados completamente y otros por burbujas". 

"Puede sonar a discurso, pero no, es importante saber cuántas escuelas hay y cuántas están cerradas en el departamento". Por eso, comentó que de 118 instituciones sólo 8 están cerradas de forma completa y un número similar de cerradas por burbujas.

"Es cierto que al igual que la semana pasada, cuando hubo varias escuelas de San Martín que no abrieron, 7 de 400 se cierra por precaución", explicó. Para la  subsecretaria de Educación de la DGE, "cuando cerramos una escuela, lo que se hace es prevenir un brote".

Además, dijo que si bien desde la DGE defienden la presencialidad, comprenden que "la escuela es la caja de resonancia de lo que pasa afuera". En tal sentido, ejemplificó: "Si hay muchas personas en el transporte público en el que viaja el docente, se le genera miedo de ir a la escuela. Además, si las actividades sociales siguen abiertas, entonces los protocolos que no se cumplen ahí se trasladan a los colegios".

Por eso, "entendemos que hay ciertos miedos e inseguridad. El tema es que estos son los costos y el beneficios de tener a los chicos en presencialidad. Cuando los comparamos siguen siendo mayores los aspectos positivos".

Asimismo, dijo ser conscientes de la situación epidemiológica y que de ser necesario, volverán a la virtualidad. "No vamos a ser tan necios de saber que el contagio se está dando en las escuelas y seguir con la presencialidad", concluyó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?