Alberto Fernández y Bolsonaro: dos presidentes, uno no es "normal"

Alberto Fernández y Bolsonaro: dos presidentes, uno no es "normal"

Brasil y Argentina atraviesan momentos difíciles. La forma en que cada mandatario asumió la gestión de la pandemia es tan distinta como sus perfiles políticos. Hacemos un análisis de la situación en Brasil y cómo afecta a nuestro país y a la región.

Victoria Chales

Victoria Chales

Desde la asunción de Alberto Fernández como presidente de la Nación, las relaciones diplomáticas con Jair Bolsonaro no han estado exenta de tensiones. La gestión de la pandemia en ambos países no ha hecho otra cosa que "tirar más de la cuerda". De un lado, el coronavirus es una mentira de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una "gripecita" aunque lleve más de 90.000 personas fallecidas. De este lado, una crisis sanitaria y económica global por la que dejar de lado muchas de nuestras libertades individuales para cuidar la salud de los argentinos.

Desde MDZ Radio consultamos a un diplomático brasileño de carrera, Celso Amorim, para analizar con detenimiento los temas que atraviesan la agenda conjunta: relación comercial, Mercosur, deuda externa y gestión de la pandemia. Se trata del Ministro de Relaciones exteriores de Lula Da Silva en dos oportunidades, Ministro de Defensa de Dilma Rousseff y Embajador en Gran Bretaña durante la presidencia de Fernando Henrique Cardoso.

Escenario post pandemia

"El mundo va a cambiar mucho". "El liderazgo político de China va a ser una realidad" en la que creo que tenemos mejores posibilidades de negociar si estamos juntos. Por eso es de vital importancia para Mercosur "superar nuestras diferencias que hoy son enormes, más por Brasil",  para participar como bloque en "ese nuevo orden internacional".

En cuanto a los desafíos que nos encontraremos puertas adentro de nuestra región, Celso Amorim hizo referencia de las protestas en 2019 contra el Neoliberalismo en países como Chile o Brasil. "Cada uno a su modo tendremos que enfrentar una realidad en la que una visión totalmente neoliberal será incompatible con las necesidades de los pobres" de una manera mucho más evidente que antes.

Alberto Fernández y Jair Bolsonaro: dos presidentes, uno no es "normal".

Cuando uno observa el perfil de los mandatarios de Argentina y Brasil, no puede no preguntarse si será posible mantener la relación amistosa que ambos necesitan por ser parte de una misma región. El ex canciller brasileño dijo que "Alberto Fernández puede gustarte o no, pero es un presidente normal. Aquí en Brasil tenemos una situación anormal que nunca habíamos vivido". Amorim se reconoce como un hombre más bien progresista, sin embargo concede que no es sólo él quien lo ve de esta manera. "No soy sólo yo que digo es el New York Times e incluso periódicos más conservadores que lo recibieron muy bien en el inicio porque creyeron que iba a hacer una reforma neoliberal" ahora se muestran muy críticos. Temen que pueda pasar algo por fuera de los patrones de la Democracia. "Brasil no tiene problemas con Argentina. Brasil tiene problemas con todo el mundo, a excepción del gobierno Trump". Aclara el diplomático que ni siquiera es una buena relación con EEUU porque no incluye al Partido Demócrata, ni a la Cámara de diputados, ni siquiera a una parte del sector más conservador de ese país.

Con respecto al proceso de renegociación de la deuda, Amorim no cree que Brasil aunque debiera, vaya a salir a apoyar a Argentina. "El gobierno de Bolsonaro sigue a Washington, por lo que no hay nada de solidaridad que esperar desde allí".

Consecuencias de la política sanitaria de Jair Bolsonaro

El sector del Agronegocio fue uno de los principales aliados del Jefe de Estado brasileño. Sin embargo, producto de la forma es que se está gestionando la pandemia y también el tema de la Amazonia, temen que su situación económica se vea muy desmejorada. Se trata de un sector que "va a perder mercado con China en el futuro". De hecho, el gigante asiático está aumentando sus inversiones en África para buscar un reemplazo porque "no confía en Brasil". 

Bolsonaro fue electo como la persona que encarna algo contra la política tradicional. Mucha gente, sobre todo los humildes y también los religiosos, lo apoyan porque ven en el presidente una figura mística que es "Bolsonaro contra todo". Por otra parte también tuvo el apoyo del sector del Agronegocio, los pequeños comerciantes, los grandes capitales y·"algunos que viven en el margen de la legalidad".

Actualmente se le entrega a los sectores más vulnerables un ingreso básico destinado a la subsistencia de 100 dólares. Tal como relata el diplomático Celso Amorim "Bolsonaro se apropió de una iniciativa que fue de los partidos de oposición, un ingreso de emergencia" para las familias más pobres afectadas por la pandemia. El mandatario había propuesto, de hecho, que fueran 30 dólares "que no es nada". Por eso, cuando la gente recibe esa ayuda económica desde el gobierno, no sabe que era un proyecto de la oposición. "No hay que subestimar el nivel de desinformación que hay en Brasil" remarca el ex canciller.

Por otra parte, como hombre de Lula Da Silva, Amorim describe las dificultades que existen para coordinar el sector opositor. Por un lado, "las élites si bien están en contra de Bolsonaro, no están en contra de su política económica porque desean realmente disminuir más el estado y privatizar las compañías". Luego, dentro del arco progresista "hay ciertas rivalidades lamentables". 

"Brasil atraviesa una tormenta perfecta: una crisis en la salud sin precedentes, colapso económico y una tensión que se cierne sobre los fundamentos de la República, provocada en gran medida por el presidente de la República". (Carta al pueblo de Dios)

De los últimos tiempos quizás lo más elocuente, sintetiza Amorim, sea la carta que firmaron más de 150 obispos a Bolsonaro que se llama "Carta al pueblo de Dios". Allí hay una crítica muy dura que habla de que vivimos tiempos de "desprecio por la educación, la salud y por la diplomacia". Eso es más de la mitad de los obispos de Brasil.

Escucha la nota completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?