Por la crisis económica se podría volver a discutir una ley de minería en el país

Por la crisis económica se podría volver a discutir una ley de minería en el país

En la columna de hoy de Paulino Rodrigues adelantó que podría aprobarse una ley que generará polémica, es para que en algunas zonas de Chubut desde donde se podría abrir el debate a nivel país.

Paulino Rodrigues

Paulino Rodrigues

El columnista político Paulino Rodrigues nos dejó algunos análisis sobre una posible ley de minería que se va podría discutir y, en tal caso, va a generar polémica, el albertismo versus el pedido de no personalizar la política que hizo el propio Presidente y un conflicto que se avecina con los micros de larga distancia, de cara a la apertura del turismo interno.

Aquí los principales puntos de su columna:

Anticipos de Paulino

  • Podría aprobarse una ley que va a generar mucha polémica. Es para que en algunas zonas de la meseta de Chubut se puedan hacer proyectos y emprendimientos mineros. Tengamos en cuenta que esa provincia tiene un atraso de 3 meses en el pago de los sueldos de la administración pública, recién el mes pasado terminaron de pagar el medio aguinaldo. Así, en la minería encuentran un salvoconducto pero se va a abrir el debate en Chubut, donde están buscando también una productora de oro. Veremos cómo les va.

  • Habrá muchas negociaciones en el Consejo de la Magistratura de cara al plenario que se va a llevar adelante el 3 de diciembre. En ese plenario me cuentan que ya habría algunos acuerdos para elevar las ternas al presidente de los primeros pliegos por consenso en la era Alberto Fernández de jueces. Los magistrados van a integrar desde la Cámara Civil, pasando por el fuero de la justicia del trabajo, también Comodoro Py (allí habría que poner toda la atención) y en particular la Cámara Penal Económica y la Justicia Penal Económica.

  • Tengo la sensación de que habrá una resolución en el pleno del Consejo de la Magistratura a nivel nacional que puede incluir la elevación de ternas que hasta aquí era imposible congeniar entre oficialismo y oposición, por las desconfianzas mutuas en un equilibrio de poder muy complejo de llevar adelante.

  • Respecto al procurador, no tengo claro que Alberto Fernández se oponga a las intenciones y designios de Cristina Fernández de Kirchner. En la nota que dio el viernes dijo que no era un mandato constitucional la mayoría de 2 terceras partes que por ley el Senado tiene como obstáculo para elegir al jefe de los fiscales de la nación. Con esto pareció validar la idea de Cristina Fernández. No la apoyó, pero no tampoco la cuestionó. Este parece ser el método del presidente frente a cada avanzada de su vicepresidenta. 

¿Nacerá el albertismo?

  • Alberto Fernández intenta mantener unido al Frente de Todos (FdT), que no es poco. Alberto tenia el mandato de articular todos los sectores con personalismos fuertes: el kirchnerismo, el massismo y el peronismo, de la liga de gobernadores que quería un contrapeso más a la figura de Cristina Kirchner y a ese kirchnerismo que le competía y disputaba poder, al igual que la Cámpora. El problema es que Alberto no puede conciliar a todos todo el tiempo. Entonces no crea el albertismo, dice que su lógica es que no haya personalismo, pero el es el presidente el que toma la decisión final. Entonces. ¿Hay o no personalismo? 
  • Acá el tema es qué es Alberto Fernández: un líder de transición hasta un estadio adicional de kirchnerismo, que veremos quién lo encara, si la propia Cristina, Máximo, Kicillof o, haciendo futurismo, Massa con Anabel Fernández Sagasti como vice impuesta por Cristina. O si Alberto Fernández es el líder que emerge de una situación de complicaciones para unir, que en esa negociación permanente logra sobreponerse a una situación de coyuntura y consolidarse con un liderazgo diferente al que teníamos hasta aquí y proyecta así 4 años más de gobierno, en una posible reelección. No está claro, recién lleva un año.
  • Creo que Alberto Fernández empieza a decir "Cristina y yo somos personas diferentes", que en principio tenemos diferencias pero al final del día nunca se rompe, porque romper la unidad del FdT termina en volver a consolidar a Macri en el poder, imaginariamente.

El dato de Paulino

  • Cuidado porque esta semana vence la conciliación obligatoria, por la cual hay paz entre los gremios y los empresarios de Fatap en términos de transporte urbano de colectivos. El sector no ha podido validar los aumentos, no pagan sueldos en tiempo y forma, tienen las cajas resentidas, subsidios que no aumentan como piden los empresarios y, por lo tanto, servicios que amenazan con no prestarse y empresas que dicen estar al borde del quebrando. Vuelve el tema en medio de lo que debería ser la reanudación de los servicios de larga distancia, con micros que no deberían tener más del 60% de capacidad lo cual, sumado al resto de los protocolos, les complica la ecuación económica.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?