Tour de bodegas en Mendoza: los imperdibles para estas vacaciones de invierno

Tour de bodegas en Mendoza: los imperdibles para estas vacaciones de invierno

¿Querés visitar bodegas y no sabés por dónde empezar? En esta nota te contamos cómo conocer la provincia a través del vino.

MDZ Trip

Mendoza se posiciona como uno de los principales destinos elegidos por los argentinos para pasar sus vacaciones. Por supuesto que las bodegas son las grandes protagonistas.

¿Querés visitar bodegas y no sabés por dónde empezar? En esta nota te contamos todo lo que necesitás saber para conocer la provincia a través del vino.

bodegas Mendoza vacaciones de invierno
Mendoza tiene 4 regiones vitivinícolas principales. Foto: wineobs.com

Regiones vitivinícolas

Una de las principales dudas que surge a la hora de comenzar a organizar el plan de experiencias del vino, son las regiones vitivinícolas. Para armar tu itinerario y poder completarlo sin estar a las corridas, después de todo estamos de vacaciones, es muy importante tener en cuenta dónde queda cada bodega, y planificar cómo máximo visitar 2 o 3 bodegas por día, almorzando en alguna de ellas. 

A grandes rasgos hay 4 zonas diferentes para conocer: Luján de Cuyo, Maipú, Valle de Uco y San Rafael.

Luján de Cuyo

Es una de las regiones más posicionadas en términos enoturísticos. La mayoría de las bodegas de Luján quedan a 30-45 minutos de auto desde el centro de Mendoza. Además, es una de las regiones con más bodegas abiertas al turismo: ¡61 bodegas listas para recibirte!
Las bodegas de esta región se caracterizan por ser de tamaño mediano, con una producción apuntada, por lo general, a vinos de mediana y alta gama. 

Maipú

Esta también es una gran opción para hacer enoturismo. Queda bastante cerca de Mendoza, 20-35 minutos de viaje en auto desde el Centro, y cuenta con 23 bodegas. Es conocida como “La Cuna del Vino”, ya que la mayoría de las bodegas más antiguas del país se encuentran en esta región. Visitar Maipú es también adentrarse en la historia de la vitivinicultura argentina.

Valle de Uco

Es la región compuesta por los departamentos de Tupungato, Tunuyán y San Carlos, es una de las regiones más visitadas. Queda un poco más retirado de Mendoza, unos 100 km hacia el sur de la provincia.  En promedio, ir hasta una bodega de Valle de Uco puede tomar entre una hora y una hora y media de viaje en auto. Vale la pena el viaje ya que podemos ir disfrutando de la increíble vista de la Cordillera incluso en el mismo trayecto.

Una vez en la zona, hay 24 bodegas abiertas al turismo para conocer. Las bodegas de esta zona se caracterizan por enfocar su producción en vinos de alta gama, con edificios más nuevos y modernas que fueron pensadas desde su concepción para recibir visitantes.

San Rafael

Siguiendo hacia el sur, a casi 220 km desde Mendoza Capital encontramos otro oasis: San Rafael. Esta zona se caracteriza por ser un destino clásicamente familiar, donde se conjugan experiencias del vino con propuestas al aire libre. En San Rafael hay 22 bodegas para conocer.

¿Qué tipos de experiencias podemos encontrar en las bodegas?

La respuesta a esta pregunta es mucho más amplia de lo que muchos imaginan. Hay una infinidad de propuestas para disfrutar el vino, la naturaleza y el clásico sol mendocino por los caminos del vino.

A la hora de hacer degustaciones, encontramos numerosos tipos: degustaciones maridaje (donde se combina un sabor con un vino), degustaciones a ciegas (degustar vinos sin saber de qué vino se trata), experiencias de armado de blend (jugando a ser enólogo que mezcla diferentes vinos para crear un corte), degustaciones de portfolio (degustar las diferentes etiquetas que tiene una misma bodega), degustaciones verticales (las diferentes cosechas de una misma etiqueta), degustaciones de espumosos, degustación de tanque o barrica, entra otras.

bodegas Mendoza vacaciones de invierno
La degustación de tanque o barrica es una de las opciones en las diversas bodegas. Foto: Wineobs.com

A nivel gastronómico, también hay una importante diversidad de propuestas. En este sentido encontramos tanto menús maridaje de pasos, como menús a la carta y propuestas más relajadas tipo picadas o tapeos, además de las imperdibles clases de cocina.

Los pic nics son una opción muy buscada que nos permite aprovechar amplios los jardines de las bodegas. Se provee al visitante de manta y almohadones para que cada uno se instale donde más le guste y así disfrutar largo y tendido. La gastronomía que acompaña esta propuesta por lo general es relajada pero deliciosa, contando con picadas, sándwiches, wraps y comida tipo finger food.

Una novedosa opción que hasta ahora solo ofrecen 3 bodegas ubicadas en Maipú, Luján de Cuyo y Valle de Uco son los Brunch: esa combinación perfecta de desayuno y almuerzo que se ofrece cerca de las 11-12 hs permitiéndonos hacer una parada estratégica entre bodega y bodega y optimizar el tiempo.

El clásico horario de recorrido bodeguero suele terminar a las 18:00 hs, pero hay varias bodegas que ofrecen tardes de té para hacer una rica y reparadora parada antes de dar por terminado el día. 

Las cenas en bodega también nos permiten extender el horario de visitas y sumar una bodega más al itinerario del día para poder conocer más bodegas durante las vacaciones.

Además, también podemos optar por hacer cabalgatas o paseos en bicicleta por los viñedos, visitar muestras de arte en bodegas, y actividades deportivas y de bienestar.

Algunas de las propuestas destacadas para estas vacaciones de invierno son: clases de cocina para niños, y obras teatrales infantiles. ¡No te pierdas esto y mucho más, por los caminos del vino!

Debes tener en cuenta que en la mayoría de las bodegas es necesario hacer reserva para realizar visitas o vivir algunas de sus experiencias. 

Por Sofía Ruiz Cavanagh de Wineobs.com
 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?