El dramático relato de Eva de Dominici sobre lo que vivió en su embarazo: “Llegué a perder 6 mil dólares porque…”

El dramático relato de Eva de Dominici sobre lo que vivió en su embarazo: “Llegué a perder 6 mil dólares porque…”

La actriz abrió su corazón y contó lo que fue para ella la época más difícil de su vida en los Estados Unidos.

MDZ Show

MDZ Show

Cada vez más mujeres corren el velo "rosa" e "ideal" que aún recubre a los embarazos. Aquella idea del "estado de plenitud" brindado por el crecimiento de la panza y la gestación de una criatura, abonada durante tantos años por gran parte de la sociedad, es salpicado por el baño de realidad que dan cientos de muchachas que relatan experiencias que poco o nada tienen que ver con un cuento de hadas durante esos 9 meses.

Eva de Dominici, mamá de Cairo junto al hermano Penélope Cruz, el productor musical Eduardo, se lo contó a Infobae en un crudo relato que explica, en parte, aquel misterio que envolvió lo que en un primer momento debía ser una buena noticia: la actriz confirmó que estaba esperando un bebé recién pocas semanas antes del alumbramiento.

Aquella decisión hasta género una encendida polémica en los medios faranduleros, pues se dijo que lo había hecho para preservar su figura. Un estudio de ADN la advirtió de dos riesgosas mutaciones. Una en el área cerebral y la otra en la renal. Si su pareja coincidía por lo menos en una, crecían las posibilidades de peligros muy severos para el bebé.

"Durante el mes y medio que tardaron los resultados, estuve ida por la incertidumbre. Entramos en una burbuja de silencio. Nos costaba comunicarlo, compartirlo. Lo atravesamos como pudimos", dijo en la entrevista que realizó con el periodista Sebastián Soldano cara a cara.

"En el estado de California cuando te confirman el embarazo te informan sobre las opciones que tenés: continuarlo, recurrir al sistema de adopción o interrumpirlo. De haber tenido la certeza de que mi hijo tendría pocas posibilidades de vida, no hubiese continuado la gestación”, explicó.

“Me pareció lindo tener a mano esa chance y no la presión o imposición social respecto de este tema, que debe tomarse como de salud publica", le precisó a Infobae. En el embarazo, un estudio de ADN no dio bien: "De haber tenido la certeza de que mi hijo tenía pocas posibilidades de vida, no hubiese continuado la gestación".

LA MANSION DE EVA DE DOMINICI EN LOS ANGELES.

Por otra parte, recordó cómo transitó el tramo final de su embarazo. "Durante las últimas tres semanas, cada dos días me metía en la sala de emergencias de la clínica para decirles que tenía contracciones de parto, y era mentira. Quería que me internaran y tener a mi bebé ahí mismo. Me mandaban a casa, pero fui a otro hospital y confirmaron que tenía fluido bajo y presión alta, y fui directo".

Su hijo ya tiene un año y tres meses. "En el parto me acompañaron mi suegra y mi abuela, pero no eran mamá y papá. Papá no fue por un problema personal, y mamá porque cuando estaba por viajar le detectaron un aneurisma. Caí de golpe en que tenía un hijo. Tuve una sensación de orfandad total".

"Me vi en un nuevo contexto y lejos de todo. Lloré muchas noches y estaba totalmente desconectada. Tanto que en una operación bancaria llegué a perder 6.000 dólares. Toqué fondo, todo era una crisis, todo me angustiaba. Un día pensé "Está será mi vida de aquí en más?" Luego se pasó. Bajé las exigencias, me permití el ocio y entendí que debía parar. Cambié mucho y ahora me gusta más este presente con Cairo que los primeros tiempos juntos", terminó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?