Showmatch: polémica por el vestuario de El Polaco en el baile del caño

Showmatch: polémica por el vestuario de El Polaco en el baile del caño

El cantante se presentó junto a Celeste Muriega, quien está reemplazando a Barby Silenzi, y no convenció a los miembros del jurado.

MDZ Show

MDZ Show

Anoche llegó el esperado baile del caño a La Academia de Showmatch. Con Barby Silenzi, que sigue lesionada, se presentó su pareja y partenaire, el Polaco, junto a la reemplazante Celeste Muriega. Tras realizar la performance, llegó el momento de la devolución del jurado. 

"Ojalá Barby pueda volver pronto a la pista, porque sé que disfruta de estar acá. Me gusta cómo bailó el Polaco con Celeste, hubo química y se entendieron. Él arrancó muy bien, con mucha energía, pero después se desdibujó. Celeste estuvo muy prolija", fue la devolución de Ángel De Brito.

Por su parte, Pampita expresó: "Al principio pensé que era un adagio, pero después solo hubo poses, sin que esté hilado. Fue solo subir y bajar del caño, pero sin emoción. A mí la técnica no me importa mucho en este ritmo, pero quiero un show bien hecho. En este caso, no resultó".

"Ezequiel es el único que no usó pantalón ni botas y sostenerse solo con la piel no es un esfuerzo, es un sacrificio. Decís que no hay puntajes altos, pero recién pusiste un 10", se quejó entonces el coach, Quique Pérez. Entonces, Lolo Rossi, una de las jefas de coaches se vio obligada a aclarar que cada pareja eligió su vestuario.

"Cuando el Polaco se colgó tuvo un tembleque importante. Me sorprendió porque tiene mucha fuerza, pero en cada desplazamiento se desarmaba un poco. El día de su debut, Celeste dejó la vara muy alta y hoy estuvo muy bien. ¿Eran los angelitos del Edén? Me encantó porque vi eso al principio, pero después se perdió", sumó Guillermina Valdés.

La dueña del voto secreto, Jimena Barón, se sumó a la polémica: "Celeste tuvo un debut increíble. Me parece poco inteligente que esperen que valoremos que el Polaco valore que no tiene pantalón. Hay que ir a lo fácil y ser inteligente. Fue un riesgo que no ayudó para nada. El caño es muy complicado y los enlaces fueron muy extraños, como de caminata lunar. Y Celeste optó por la sonrisa, algo que me descolocó. No sentí conexión. No me la creí y no me gustó".

"Siendo bailarina, a Celeste la quería ver estirando las rodillas y los pies y no lo vi. Que no haya habido mucho ensayo no es excusa, cualquier bailarina lo primero que hace es estirar sus pies. Al Polaco lo vi repitiendo el mismo truco tres veces, debería haber hecho algo distinto", cerró Hernán Piquín.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?