Con una fulminante frase, Eduardo Feinmann destruyó los spots oficiales de la campaña de vacunación

Con una fulminante frase, Eduardo Feinmann destruyó los spots oficiales de la campaña de vacunación

El conductor lanzó un agudo análisis sobre la coyuntura sanitaria y económica de nuestro país. En duros términos, se refirió al festejo por la llegada de vacunas.

MDZ Show

MDZ Show

Eduardo Feinmann lanzó una fuerte crítica contra la campaña del Gobierno por la cantidad de vacunas que llegaron al país. Recordemos que el jueves pasado, el presidente Alberto Fernández recibió un lote de millones de dosis destinadas al plan de vacunación contra el coronavirus a lo largo y a lo ancho del país.

Por ahí este millón de vacunas era el complemento que tenían que hacer para llegar a los 10 millones de vacunas que festejaron como si fuera un gol en el campeonato de la Copa del Mundo. Es más, le pusieron la camiseta de Maradona y un 10... 10 Millones”, empezó filoso el conductor.

Sobre el operativo que se montó par el mencionado acontecimiento, Feinmann disparó una fulminante frase: “Se hizo una ‘mamarachesca’, ‘payasesca’. Lo llevaron al Presidente o llegó justamente. El Presidente fue solo para hacer una imagen para un spot. Apareció el spot del Presidente, porque primero hubo uno donde no estaba, en el que todos ponen las manitos de los 10 millones”.

En un tono cada vez más crispado, el conductor arremetió: “A esos 10, yo podría decirles 9 -y 9 millones-, por ejemplo, son lo que tenían los bolsos de (José) López; o podría decirles que hay casi 34 mil muertos que hay en la República Argentina por los pocos cuidados de este Gobierno. El Presidente dijo que no le gustaba hacer política ni con las vacunas ni con el virus y ponen carteles en la vía pública. Además, se afanaron las vacunas y se las pusieron a los muchachos de La Cámpora, a las amigas de intendentes, a las amantes de algunos, a las queridas de otros y a los kumpas, cuando no les correspondía”.

Sobre la cantidad personas vacunadas en nuestro país, Feinmann reflexionó: “Es parte del relato K (de que no hay vacunas). El problema es que ellos hablan del desierto de vacunas porque no van admitir que son unos inútiles, son poco útiles en un momento tan delicado cuando tienen que cuidar la salud. Nueve meses estuvimos en detención domiciliaria”, expresó.

Finalmente, destrozó al Gobierno refiriéndose a la aguda situación sanitaria y a la cantidad de millones de pobres que hay en nuestro país. “¿Por qué no hacen así? 4-2″, 42 es el porcentaje de pobres en la Argentina. No me alcanzan los dedos de la mano para hacer 19, 19 millones de pobres. Hagan eso, en vez de los 10 millones, como si hubiéramos ganado el campeonato del mundo. ¡Una vergüenza! ¿Qué festejan? No hay nada que festejar. Nada”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?