Pablo Echarri se sinceró sobre el aspecto de su militancia política que debería modificar

Pablo Echarri se sinceró sobre el aspecto de su militancia política que debería modificar

El actor estuvo como invitado en el programa Lo de Mariana. Allí habló sobre el despertar de su interés en la política. "Lo que hice fue trazar un camino a mis hijos", dijo entre otras cosas.

MDZ Show

MDZ Show

Pablo Echarri estuvo como invitado en el programa Lo de Mariana (eltrece). Allí el actor dio detalles sobre el despertar de su interés en la política y el cambio de perspectiva en su vida.

El camino se empezó a abrir de formas bastante insospechadas, cuando llegó el momento de ponerle el cuerpo a las necesidades del colectivo no fue algo muy meditado. Fue una asamblea, levanté la mano porque había una necesidad concreta de hacerlo, hoy soy tesorero; desde hace 14 años estoy ahí. Esa puerta fue tan potente, tan fuerte, porque SAGAI (Sociedad Argentina de Gestión de Actores Intérpretes) le cambió tanto la vida al colectivo de actores y actrices, fue un espacio de contención, de acompañamiento que eran mayoritariamente desocupados. Fue tan importante el trabajo que se hizo ahí que es muy difícil escaparle a esa responsabilidad, y a ese gusto por ayudar a los compañeros”, comenzó el actor.

Luego, cuando fue consultado sobre la chance de desembarcar en la política a nivel público, enfatizó: “Hay un ser político dentro mío que puedo contener de muy buena manera con SAGAI, porque es un espacio que me contiene; es un colectivo del que yo conozco mucho su realidad, puedo ser efectivo a la hora de ayudarlo. Después, hablar de una función pública, me parece que excede a las posibilidades".

¿Te arrepentís a veces de esa vehemencia, o casi siempre decís ‘es mi convicción y atrás va mi personalidad y es así'?”, le preguntó en un momento Mariana Fabbiani. A lo que Echarri se sinceró: “Esa vehemencia es parte de mi ADN. Ahora, he interpretado muchas veces que ese nivel de vehemencia, y cierta soberbia que manejaba también en otros momentos, eran cuestiones que deberían ser pulidas, modificadas. Pero no puedo renunciar a mi vehemencia, mi pasión, mi forma de avanzar en la vida. Y, por supuesto, haber cristalizado mi idea política, no me arrepiento en lo más mínimo. Porque lo que hice fue trazar un camino a mis hijos, que para poder obtener el país ellos sueñan y quieren hay que involucrarse”, cerró.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?