Culpable: la pieza clave del thriller que es furor en Netflix

Culpable: la pieza clave del thriller que es furor en Netflix

Esta remake de un film danés de 2018, baraja dos inquietantes intrigas que corren de manera paralela. Apostando por una tensión visceral sin tregua, la propuesta sale airosa gracias al respaldo de un intenso Jake Gyllenhaal.

Laureano Manson

Laureano Manson

En apenas un par de días en Netflix, Culpable escaló hasta los puestos más altos del ranking del gigante del streaming. Más allá de la atractiva premisa de la propuesta, este thriller cuenta con el enorme oficio de su protagonista absoluto, Jake Gyllenhaal, como pieza clave para dar en el blanco.

Seguramente, para quienes hayan visto La culpa, el largometraje danés de 2018 en que se basa esta remake norteamericana, el film con Gyllenhaal no depare ninguna sorpresa. De hecho, la estructura es prácticamente igual y salvo algunos detalles de contexto, como los incendios en los alrededores de Los Ángeles, o la presencia de un entorno con mayor despliegue tecnológico en la central de llamadas de emergencia en la que transcurre la historia; matizan unas escuetas diferencias que no alcanzan para darle mayor vuelo a esta segunda versión del relato.

Culpable baraja dos intrigas que corren de manera paralela durante la hora y media de duración del film. En primer lugar, tenemos a un policía degradado en sus funciones a atender telefónicamente un amplio abanico de situaciones en el 911. Por los decibeles de la tensión que expresa, y su inminente presencia frente a un tribunal; intuimos que acarrea alguna causa grave en su desempeño en las fuerzas. A su vez, entre los tantos llamados que este crispado antihéroe recepciona, aparece una mujer que en medio de una crisis de llanto le da indicios de que ha sido secuestrada.

Jake Gyllenhaal en Culpable.

El director Antoine Fucqua (Día de entrenamiento, Los sietes magníficos), junto al guionista Nico Pizzolatto (creador de True detective), dosifican la información para mantener al espectador en el filo del sillón hogareño; y practican algún golpe de timón cuando alguno de los misterios parece encaminarse a una resolución anticipada. El agobiante clima de encierro que propone este thriller rodado en pandemia, con muy pocos artistas en escena, claramente distanciados, y una dominante de momentos en los que Gyllenhaal está completamente a solas; encuentra en el lenguaje de telefilm su mejor aliado en estos tiempos de cambio.

Es cierto que por momentos Culpable se apoya excesivamente en todo tipo de distorsiones sonoras, y una música ominosa que subraya por demás; todo en pos de acentuar un atmósfera en la que el protagonista interactúa mayormente con voces en el teléfono. En este sentido, el registro de este thriller es considerablemente más catártico que el del original danés, en el que prima como es habitual en aquella cinematografía, un aura de sobriedad y contención. Si bien Antoine Fucqua elimina las sutilezas, y se la juega de lleno por una tensión visceral sin tregua, logra salir airoso del desafío porque cuenta con el respaldo de un intenso Jake Gyllenhaal, que está a la altura de las circunstancias para soportar un tour de force sin caer en las arenas del ridículo de la sobreactuación.

The Guilty / Estados Unidos / 2021 / 90 minutos / Disponible en Netflix / Dirección: Antoine Fucqua / Con: Jake Gyllenhaal, Chrstina Vidaal, Paul Dano, Ethan Hawke.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?