Elimina manchas difíciles sólo con bicarbonato y vinagre

Elimina manchas difíciles sólo con bicarbonato y vinagre

El bicarbonato y el vinagre son una gran solución para esas manchas que ya no sabes cómo sacar. Es una técnica ideal para ciertos tapizados y alfombras.

Ana Saldaña

Ana Saldaña

En tu casa siempre debes tener bicarbonato y vinagre blanco, son dos elementos económicos, fáciles de conseguir y que te salvan para más de una solución casera dentro de tu hogar. Esta vez te mostramos cómo usarlos para sacar manchas viejas. Es tan fácil que no vas a poder creerlo.

Nosotras probamos esa técnica en la funda de un sillón y en una alfombra y te garantizamos que ambas funcionan de maravilla. Tanto, que parece un efecto de magia. 

Pero te recomendamos que si el género es muy delicado tengas cuidado y pruebes primero en un lado que no tenga tanta visibilidad por si tiende a dañarse.

Cómo sacar manchas viejas con bicarbonato y vinagre

El primer paso es aplicar sobre la mancha el bicarbonato en polvo. Luego vuelca sobre éste vinagre de alcohol, el que es de color blanco. Te recomendamos que lo hagas con un dosificador para ir sólo al lugar de la mancha.

Verás que se produce un efecto burbujeante, ¡hermoso, está haciendo efecto!: déjalo por entre 20 y 30 minutos y con un cepillo retira cuidadosamente la pasta formada por el bicarbonato y vinagre.

Si la mancha aminoró pero no salió totalmente, repite el procedimiento.

Luego, dependiendo de qué estés desmanchando, puedes meter la prenda a lavadora como de costumbre o, si es una alfombra por ejemplo, terminar de limpiar con un trapo humedecido con agua tibia.

¡Listo, verás que la mancha que tantos dolores de cabeza te ha traído, desapareció!.

¿Y si la mancha es de sangre?

Las manchas viejas de sangre son un poco más difíciles de sacar. En ese caso, lo que nosotras hicimos fue aplicar primero sobre la mancha agua oxigenada de 10 volúmenes. 

Luego seguimos los pasos anteriores y a la hora de lavarla lo hicimos con agua fría y jabón blanco o en la lavadora en un programa con temperatura fría.

Ten en cuenta que el agua oxigenada tiende a blanquear el género, por lo que también debes probar antes para asegurarte de que no se mancha. Es ideal para telas blancas, ya que en las de colores pueden sufrir modificaciones en su tono.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?